Canal Abierto Radio | El sistema de energía solar más austral del país fue instalado por profesionales del Centro Atómico Constituyentes, dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). Con un sistema de Inverter y con baterías de litio, resolvieron la obtención de la energía y reemplazaron el generador a base de diésel, en un lugar donde no se aconseja emitir residuos de ese tipo.

El especialista en energía de la CNEA, Rodolfo Kempf, indicó que este asunto afecta directamente al desarrollo energético, a las tarifas y también a la soberanía nacional. Kempf remarcó que “hay una posibilidad de electrónica industrial de desarrollo tecnológico que se utilizan mucho en los equipos de aire acondicionado” en relación a los Inverter y a toda la cadena de producción.

“Argentina ttiene 40 años de desarrollo en paneles solares para satélites gracias al grupo de Energía Solar de la CNEA, que son distintos a los terrestres porque fuera del planeta hay daño por radiación y partículas. Pero los terrestres requieren un conocimiento y desarrollo distinto”

Sin embargo, en el contexto económico, apostar a la investigación y la industrialización de este tipo, además de llevar muchos años, se choca con los intereses y la capacidad de inversión de China, que en baterías de litio y paneles solares tiene “precios imbatibles” porque “bajaron el costo, gracias a convenios particulares y la fuerza de trabajo”.

Por otro lado, los intereses sobre los recursos estratégicos de las grandes potencias en el mundo, y en particular, sobre el litio en Bolivia, Chile y Argentina, lleva a tener más atención a qué políticas deben implementarse. “Un ejemplo del golpe en Bolivia es Evo manejando un auto eléctrico made in Bolivia con baterías de litio y un auto simple hecho por una fábrica militar, barato” comentó Kempf.

“Para analizar las energías renovables hay que ver estos aspectos, y no solamente la panacea ambiental desde la que se plantea”.

La energía ecológica, fomentada por un “capitalismo verde“, es costosa y ocupa mucho espacio físico. “Para abastecer 1000 megawatts, con energía eólica precisás 800 kilómetros cuadrados, con energía solar 150 o 200 kilómetros cuadrados”, casi el tamaño de toda la Ciudad de Buenos Aires. Una Central Nuclear precisa 3 kilómetros cuadrados y produce lo mismo.

Un aspecto más a tener en cuenta, es la construcción de paneles, astas, mástiles, en la industria nacional, y no la compra a materiales baratos que vengan desde el exterior.

“El Plan Renovar del gobierno anterior, compró todas las tecnologías afuera, a Israel, Italia, China. Paneles, molinos, cosas que se podían hacer acá. Y exigió la dolarización de la tarifa, cosa que ahora no nos permite salir, y nos intervendría el CIADI».

Escuchá la columna completa:

 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas