Canal Abierto Radio | Es la segunda vez que se logra eliminar el virus en pacientes a los que se les realizó un transplante de médula frente a un cáncer y «da la casualidad que al producirse el transplante logran eliminar el virus», explica Horacio Salomón, director del Centro Nacional de Referencia para el SIDA de la Facultad de Medicina de la UBA, e Investigador Superior del Conicet. El avance genera nuevas espectativas en la investigación de una posible cura.

«El dador del transplante tiene que tener una característica muy especial: tienen un receptor que lo hace resistente, es decir, el virus no puede multiplicarse en esa célula. Al ser transplantado el virus empieza a desaparecer porque no tiene capacidad de multiplicación»

Luego de la primera cura, se intentó tratar con transplantes de médulas pero no sé llegó al mismo resultado. Además de la dificultad de encontrar compatibilidad para las donaciones de médula, es aun mas complejo encontrar donantes con esas características genéticas que puedan frenar el virus.

En las enfermedades virales se busca eliminar al virus del sistema inmunológico, pero al VIH sólo se ha logrado frenarlo y llevarlo a una carga negativa, es decir que, gracias a los medicamentos antirretrovirales, no es detectable ni transmitible. “Por eso siempre los pacientes tienen que estar bajo presión de drogas, y es muy bueno porque la sobrevida de los infectados es muy similar a los no infectados, pero no es la solución tener a millones de personas bajo medicación”, remarcó Salomón.

Escuchá la entrevista completa:

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas