Canal Abierto Radio | Para quienes estudian el lenguaje simbólico, el 13 es un número de muerte y de inicios de ciclos. Astroflor remarcó que tiene que ver más con el 12: doce horas tienen el día y la noche durante los equinoccios de otoño y primavera; doce son los meses y los signos del sodíaco; doce eran los apóstoles de Jesús en la tradición cristiana.

“Ahora los viernes tienen una lógica más cristiana, que es que un viernes Jesús fue sacrificado, entonces se suma la cuestión del 13 al hecho que es el día de la muerte” explicó.

“Casi todas las cosas están regidas por la astrología que es simplemente la interpretación de los ciclos anuales y la interpretación del cielo, desde lo visible a través de los planetas. Los solticios y los equinoccios son los que marcan las  mayorías de las celebraciones en todo el mundo”

Por ejemplo, las pascuas coinciden con la luna llena de Aries, el primer mes del sodíaco. “Los judíos los festejan el día de la luna llena, y las pascuas cristianas, por mantener eso de jueves y viernes cambian todos los años”. “Con Navidad pasa lo mismo”, porque se festeja cuatro días después del solsticio de invierno en el hemisferio norte, y coincide con el inicio de Capricornio “que se asocia con el diablo o con ese carnero porque es la oscuridad”. En América Latina, cambiando de hemisferio, se celebra Inti Raymi y otras festividades relacionadas a los ciclos del sol y las cosechas.

Con respecto al Coronavirus, la astróloga explicó que hay “posiciones planetarias que son las más complejas de los últimos años” solamente comparables con la edad media. “Todavía falta que suba, hay una suerte de ranking energético que hacemos nosotros y estamos por estar al top de mucho tiempo”.

Marte, Júpiter, Saturno y Plutón en Capricornio, “un signo que es institucional y que mueve las bases de la sociedad, cada vez que ocurren estas conjunciones se crean nuevas formas de poder y de trabajo colectivo, y pueden empezar guerras, son momentos donde hay cosas extraordinarias”.

“El proceso del Coronavirus, no está determinado. A nivel planetario la información nos ayuda a tomar un nivel que trasciende esa frontera, pensar que te encerrás y no es sostenible. Y nos plantea la realidad de que todos somos uno, y estamos todos vinculados. Y así como hay una preocupación y todo el planeta tiene que ocuparse del tema, estaría buenísimo que una vez que esto baje, podamos encarar con la misma pasión el calentamiento global y el cambio climático”

Escuchá la entrevista completa:

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas