Redacción Canal Abierto | Hoy, todas las miradas apuntan hacia el coronavirus y su evolución. Mientras, el dengue avanza en el país a un ritmo mucho más peligroso. Ya hay más de 1.700 casos confirmados, y circulación viral en 11 provincias.

Este viejo conocido suele ser bastante olvidado, incluso cuando en lo que va del 2020 ya se cobró siete vidas. En esta emergencia sanitaria, el coronavirus es acompañado además por el peor brote de sarampión en los últimos 20 años, con una muerte y 156 casos.

Previo al Decreto de Necesidad y Urgencia que establece la cuarentena total para evitar una propagación acelerada del COVID-19, el alerta regional por dengue ya había sido emitido, y según el último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud, hay 6.991 casos sospechosos. De la totalidad de casos, 1.117 son sin registro de antecedentes de viaje en 15 provincias y 626 casos con antecedentes de viaje a zonas con circulación viral fuera de la jurisdicción de residencia, o aún en investigación.

El Ministerio de Salud Pública de Chaco informó que los casos de dengue confirmados ya son 100 –contra 13 de coronavirus-, con 433 positivos y un total de 1.677 notificados, e insistió en la necesidad de avanzar en medidas de prevención del mosquito vector.

Misiones confirmó esta semana 204 casos positivos en la provincia y más de 5.000 sospechosos. Hasta el momento hay un paciente internado en el sistema privado de Oberá, y un paciente fallecido en el Hospital Samic de Eldorado, por lo que continúan las acciones de vigilancia y prevención en los 76 municipios.

En Corrientes los casos alcanzan los 410, la mayoría de ellos en la capital. El gobierno provincial redobló las acciones de prevención con fumigaciones casa por casa y la distribución gratuita de repelentes.

En Jujuy, el Ministerio de Salud provincial informó que los infectados ascienden a 81 al contabilizarse siete nuevos enfermos en la última semana. En Catamarca ya ascienden a 68 los casos confirmados.

El Gobierno de Córdoba informó que en la provincia se registran hasta el momento 526 casos confirmados, y dos personas mayores de 80 años murieron en el interior provincial como consecuencia de este virus transmitidos el mosquito Aedes aegypti.

Por su parte, el último reporte de la Ciudad de Buenos Aires confirma 666 casos. Sólo en la primera semana de marzo se detectaron 228 de ellos. 479 no viajaron a una zona con circulación viral y 187 sí. Si bien se distribuye por toda la Ciudad, los barrios más afectados son Barracas, Coghlan, Flores, Floresta, Liniers, Monte Castro, Retiro, Vélez Sarsfield, Villa Del Parque, Villa Lugano, Villa Soldati, y Villa Urquiza. En tanto, en la Provincia de Buenos Aires se registra un total de 261 casos confirmados y 200 probables.

Enfermedad, síntomas y complicaciones

El dengue es una enfermedad viral trasmitida por el mosquito Aedes aegypti, que luego de ingerir sangre de una persona infectada es capaz de transmitir el virus a otras personas sanas. No se transmite de persona a persona. El mosquito es pequeño, con manchas blancas en las patas, que pica también durante el día y que se cría en agua tranquila pero limpia (no estancada y contaminada). Vuela no más de 150 metros desde donde nació.

La infección requiere diagnóstico médico y con frecuencia se requieren análisis de laboratorio o estudios de diagnóstico por imágenes. Los casos agudos se curan en cuestión de días y los graves necesitan atención médica urgente. Aquellos que se contagian por segunda vez con el virus tienen un riesgo significativamente mayor de desarrollar la enfermedad de manera más grave.

Los síntomas son fiebre alta, sarpullido y dolor en los músculos y las articulaciones. En los casos más graves puede haber hemorragia profusa y un shock, que pueden llevar a la muerte. El tratamiento incluye la ingesta de líquidos y el uso de analgésicos. Los casos más graves requieren atención hospitalaria. ​

El dengue tiene un período de incubación de entre 3 a 15 días, y se divide en 3 etapas:

  • Etapa febril (días 0 a 5 de la enfermedad)
  • Etapa crítica ( días 5 a 7 de la enfermedad)
  • Etapa de recuperación (luego del 7° día de enfermedad)

La primera etapa de la enfermedad se caracteriza por la presencia de fiebre con dos o más de los siguientes síntomas

  • Cefalea intensa retroocular (detrás de los ojos)
  • Escalofríos
  • Dolores musculares y en articulaciones
  • Erupciones cutáneas
  • Derrames en la piel u otras manifestaciones hemorrágicas.

Luego del cuarto y quinto día hay una mejoría de la fiebre y los síntomas, y en la mayoría de los casos, la enfermedad finaliza aquí. Sin embargo, la reaparición de fiebre, luego de una mejoría de 12 a 24 horas debe alertar sobre la posibilidad de estar avanzando hacia la etapa crítica.

Junto a la reaparición de fiebre, pueden ser indicativos de progresión de la enfermedad y complicaciones los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal intenso y sostenido
  • Vómitos persistentes
  • Sangrado de mucosas
  • Irritabilidad, somnolencia

En caso de sospecha, tener en cuenta estas indicaciones:

  • En pacientes febriles, evitar las picaduras de mosquitos mediante el uso de repelentes y telas mosquiteras para frenar la transmisión viral.
  • En caso de fiebre y/o dolor, tomar paracetamol y NO otros antiinflamatorios, analgésicos o antipiréticos como la aspirina, el ibuprofeno y el diclofenac porque pueden favorecer la hemorragia.
  • Evitar el uso de antibióticos, corticoides y administración intramuscular de medicamentos de cualquier índole.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas