Redacción Canal Abierto | En su discurso del domingo, en el que anunció los resultados parciales de las medidas adoptadas y la extensión del aislamiento social obligatorio, Alberto Fernández volvió a mencionar la reunión que mantuvo con los curas villeros en la Quinta de Olivos, y destacó la importancia de las parroquias barriales en la contención de la crisis desatada por la pandemia del coronavirus.

Si bien se comprometió a seguir ayudando económicamente a los sectores sociales más afectados por el parate general, a los afectados de siempre, expresó: “A los que viven en barrios humildes les pido que respeten la cuarentena, y que cuiden mucho a sus mayores”.

En esta entrevista con Canal Abierto, el Padre José María “Pepe” Di Paola, párroco de José León Suarez, con asiento en la capilla de La Carcova, explica que le transmitieron al Presidente “lo importante que es distinguir el mensaje a la clase media, que tiene un trabajo, que lo puede hacer en su casa, de los que viven de changas que tienen una casa pequeña”. 

¿Cuáles fueron los ejes que se conversaron con el Presidente?

-Pudimos hablar con mucha libertad, lo primero que hicimos fue decirle que frente a esta emergencia tiene todas nuestras parroquias a disposición para lo que decida. Nosotros tenemos nuestras tareas pero quedan supeditadas a la atención de la pandemia.

Le transmitimos lo importante que es distinguir el mensaje a la clase media que tiene un trabajo en blanco, que lo puede hacer en su casa, de los que viven de changas, que tienen una casa pequeña con mucha familia, que es muy difícil hacer el aislamiento social en nuestros barrios.

Las realidades son distintas, si tenes un cajero en José león Suarez está en el centro, no en los barrios, y siempre tienen colas larguísimas, es distinta la realidad en la ciudad a la que tenemos en las localidades, entonces estas carencias de estructuras  se notan en estas situaciones. Sí le enseñamos a la gente que no hay que encontrarse, que tiene que tomar distancia, evitar los saludos, la parroquia tiene su misa por internet, entender lo que estamos pasando.

Luego él pidió hacer un video.

¿Cuáles son las tareas especiales que están realizando San Juan Bosco y el resto de las parroquias?

-Nosotros pusimos catorce camas, y vamos a tener un casa para hombres de la calle en la Carcova. También estamos procurando una casa para los abuelos de la calle, porque alguno puede venir porque la familia decidió protegerlo, pero hay otros que no tienen  donde estar, y una vez que termina esto y las clases comienzan a funcionar no los podemos echar a la calle, entonces queremos hacer un hogar para que esa gente después siga viviendo en el barrio.

En su último discurso el Presidente aseguró que entre la vida y la economía eligió cuidar la vida, pero explicó que se trata de un falso dilema porque la economía puede volver a levantarse. ¿Qué sentido tiene esa discusión en los territorios?

– Él nos dijo que se decidió extender la cuarentena para preservar la salud. Lo importante es que tiene que llegar dinero al bolsillo de la gente, el ingreso familiar extraordinario, el aumento de la asignación universal, etc. El problema de la gente en los barrios es que le falta el dinero para comprar las cosas elementales, mientras el gobierno vaya alineando eso, estará acompañando esta cuarentena.

¿Cómo es la situación social luego de culminada la primera etapa de la cuarentena?

– Yo nunca vi una cosa igual, estuve en el 2001 en las villas y el problema era grandísimo, muy difícil, pero esto de estar encerrado en la casa… yo lo veo en el barrio, me imagino que para el Presidente también es un desafío que no tiene equivalente.

Por eso la garantía del Estado tiene que estar, yo lo veo en el primer gobierno de Perón, un Estado presente en lo más importante que es la salud, la alimentación, y después tendremos tiempo para la reactivación.

Por último, el Presidente apuntó fuertemente contra los empresarios que despiden trabajadores, contra los especuladores que aumentan precios de alimentos e insumos básicos, etc. ¿Qué le genera ver que hay gente que está aprovechando esta situación para beneficio propio?

Es la lógica que va en contra del Evangelio, acá lo importante es acompañar a los más necesitados, por eso los empresarios y sea quien sea lo que tienen que hacer es bancar la situación, es un tema muy terrible y todos tenemos que hacer esfuerzo. Así como esta parroquia dejó de hacer sus cosas para hacer otras, el empresario también tiene que saber que tiene que poner el pecho. Pienso más en las pymes, que seguro tienen grandes dificultades, a pesar de los créditos, pero hay que sostener a todas esas experiencias.

 

Foto tomada de conclusion.com.ar 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas