Por Marina Caivano | En 2019 Emiliano Gutiérrez, economista y becario del CONICET, empezó a desarrollar una herramienta informática con el objetivo de identificar incrementos de precios mediante un algoritmo de inteligencia artificial. El mecanismo central de este desarrollo es una técnica de procesamiento de datos denominada webscrapping, o raspado de web, la cual extrae los precios publicados en los catálogos online de los diversos supermercados relevados.

El investigador cuenta que  la cuarentena obligada por la pandemia de COVID-19 lo hizo priorizar este trabajo, con la colaboración de su amigo, estudiante de Contador Público en la Universidad Nacional del Sur, Diego Domínguez. Así fue que la aplicaron a las listas publicadas en línea de varias cadenas de supermercados de Ciudad y provincia de Buenos Aires, y detectaron centenares de sobreprecios con respecto a los precios máximos establecidos por el Gobierno para alimentos de la canasta básica y productos de primera necesidad.

El nivel de certeza es de 100% debido a que la información se cruza con la base de precios máximos correspondiente a cada provincia y automáticamente el soft detecta la existencia de un valor superior.

Sin embargo, el programa computa solamente los precios de las webs, con lo que puede existir un diferencial respecto al precio de góndola en ciertos hipermercados que no establecen los mismos precios para la compra virtual que para la operación en el local.

En tiempos de pandemia y emergencia alimentaria, donde se vuelve importante el contralor sobre aumentos de precios, especulaciones y abastecimientos, este software se presenta como un instrumento de gran utilidad para prevenir aumentos inescrupulosos sobre elementos de la canasta básica.

Captura del relevamiento comparativo del nuevo sistema informático

 

Imagen principal: Agencia NA. Tomada de Página/12

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas