Redacción Canal Abierto | Durante el mensaje de extensión de la cuarentena que brindó el Presidente de la Nación la noche del viernes, quedó demostrado que el foco de contagios del COVID-19 se encuentra en el Área Metropolitana de Buenos Aires, donde se radica el 86% de los casos.

En el caso de la Ciudad Autónoma, ya son 14 barrios populares donde los contagios se disparan por minuto. El Barrio Carlos Mugica (ex Villa 31) confirmó su primer caso el el 21 de abril. En 17 días llegó a 280 casos y hoy ya supera los 300. El martes 5 llegó al barrio el operativo DetectAR, impulsado por el Ministerio de Salud, que consiste en la búsqueda activa de contactos estrechos de los casos positivos que ya había allí. Hasta ese momento ya había 183 casos positivos.

En las últimas dos semanas, la Ciudad de Buenos Aires tuvo un aumento del 88% de casos positivos de coronavirus. Para el Carlos Mugica, el ascenso fue del 1992%, según los sondeos del Observatorio por el Derecho a la Ciudad.

De acuerdo a la información que brindó a Canal Abierto el médico comunero Gabriel Sánchez, el test que se está realizando a las personas que tuvieron contacto estrecho con pacientes positivos es el PCR, que tiene la mayor sensibilidad para detectar la presencia de coronavirus en pacientes y el resultado tarda entre 6 y 8 horas. Durante ese tiempo, el paciente aguarda en una guardia febril de algún hospital de la Ciudad.

También te puede interesar: Larreta debe garantizar agua potable en las villas de la Ciudad

“A raíz de esta situación, también encontramos problemas estructurales en los hospitales porteños, como la falta de agua caliente y la poca desinfección de los baños, que en situaciones como estas debe ser constante”, señaló Sánchez. Y es que en simultáneo a la propagación del virus, en el Carlos Mugica se agudizó la falta de agua para poder llevar a cabo las acciones básicas para prevenir los contagios como lo es el lavado de manos. 

“Lamentablemente la tasa de positividad en el barrio está siendo en promedio del 70%. Es decir, cada 10 testeos, 7 son positivos”, comenta Sánchez. Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como expertos consideran que un nivel de positividad óptimo en los tests es de entre el 10% y el 20%.

“Las dificultades del barrio, de hacinamiento y falta de agua, han cooperado para que el virus progrese de la manera en que lo está haciendo. Si bien, médicamente, a la pandemia la estamos conociendo como tal, había cosas base que sabíamos que la iban a hacer progresar. Sitios con hacinamiento eran el nicho predilecto para que el virus se multiplique y enferme a todos cuantos pudiera”, aseveró el médico comunero.

Lo que también se conocían eran las medidas de higiene básicas para prevenir los contagios, como el lavado de manos. “Sin agua, terminó pasando esto. Apenas trascendió la primera alerta de pandemia se debería haber puesto la mirada en solucionar todos estos problemas, que ya venían de hace mucho”, agregó Sánchez.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas