Redacción Canal Abierto | Argentina, Chile, Bolivia, Colombia, Perú, Brasil, Portugal, Japón, Vietnam, Filipinas y Camboya. En tiempos de pandemia y confinamiento, el cine y la música pueden ser una buena opción para viajar. Y esta es la escala que propone Cumbia que te vas de ronda, documental dirigido por el músico Pablo Ignacio Coronel, quien con un equipo encabezado por la productora, guionista y también música, Analía Bogado recorrió esos países en busca de los orígenes y la perspectiva del género tropical.

Partiendo de Latinoamérica donde escarbaron en los orígenes y principales referentes, culminan en Asia, tanto en países donde se conoce el género como en otros en donde a partir de este viaje, algunos de sus habitantes se encontraron por primera vez con esta música.

“Lo que quisimos hacer es dar a conocer de qué se trata este género, cuáles eran sus orígenes, cómo se fue desarrollando y expandiendo en otros países de Latinoamérica y después hacer una experimentación de qué es lo que pasa con la cumbia en otros países donde nunca fue tocada ni escuchada. Es un recorrido de conocimiento y exploración. Y también de disfrute, que es algo que también estamos mostrando. La cumbia se disfruta. Más allá de lo que mostramos en la película, la gente la disfruta cuando la baila, cualquiera puede bailarla y trasciende las culturas”, cuenta Bogado en diálogo con Canal Abierto.

El documental, que se estrenó el jueves 11 de junio en Cine.Ar y podrá verse en la plataforma Cine.Ar Play durante una semana, toma como punto de partida Cumbia La Reina, seis décadas de cumbia en Argentina, película de 2015 en la que Coronel buceó por el recorrido del género en nuestro país.

“Tomamos eso como punto de partida para de ahí en más irnos a Colombia, donde nació la cumbia, y después a Perú, Chile y Bolivia para ver cómo ellos adoptaron ese ritmo y la transformaron en su propia cumbia incorporando sonidos de la región, beat de la región, instrumentos propios”, explica la guionista y productora.

Y agrega: “Después de ahí, obviamente para irnos a Asia, que es mucho viaje y tiene una condición importante hacer ese trayecto, se hizo una investigación previa en la que vimos que en Japón ya había algo y queríamos ver cómo llegaba allá y cómo la interpretaban. Primero fuimos a Japón como un país para entrar a Oriente y ver lo que sucedía ahí. Después llegamos a Camboya, Filipinas y Vietnam donde no había nada, ni músicos ni gente que la escuchara. Ahí fue totalmente novedoso”.

Abordar un género tan vasto y con tanta trayectoria en la región con el agregado de la expansión del recorrido a otros continentes supone un recorte importante a la hora de elegir a los referentes a exponer.

Sobre esto, Bogado cuenta: “Para Latinoamérica queríamos cosas representativas como Toto la Momposina, Los Mirlos, La Charanga del Caribe y obviamente quedaron afuera un montón de exponentes y músicos que son importantes para el género. Pero la verdad es que hacer todo este recorrido fue inmenso. Es muy grande el universo y había que elegir. Hay muchos registros que quedaron afuera, pero necesitábamos contar la historia en 90 minutos. Para esta historia son estos referentes que nos parecía que eran los más importantes y que lo que comunicaban estaba perfecto, pero sabemos que hay un montón más que también son importantes y esperamos que puedan aparecer en otra película”.

Sin dudas, la propuesta de ver un género tan autóctono releído y recibido por culturas tan disimiles tiene un atractivo. Así como hoy es de lo más natural vincular los términos Japón y tango, cuando el 2×4 explotó en el país nipón a mediados de los 80 constituyó toda una curiosidad. ¿Pasará algo así con la cumbia?

“En Japón era extrañísimo, porque ellos son demasiado organizados, pero tenían esta cuota de latino que el género pide. Entonces nos cruzábamos con una de las bandas que hacían canciones tradicionales milenarias, de esas que se desconocen los autores, transformadas en cumbia. Además, la forma de cantar o de ejecutar es muy parecida a la latina, pero te das cuenta que son orientales”, dice Bogado.

Y concluye contando: “Había otra banda en Osaka, que es un lugar un poco más latino en Japón, se veía que estudiaron a los músicos y nos tienen como referentes. Nos sorprendió bastante la combinación de culturas, además son muy buenas bandas. Por otra parte es increíble y nos llamó mucho la atención la mixtura de la cumbia y el idioma japonés”.

Bogado, junto al director y protagonista, Pablo Ignacio Coronel, y demás integrantes de la producción darán una conferencia de prensa esta tarde. Debido al aislamiento social  preventivo, el encuentro con las y los periodistas será a través de la plataforma de videoconferencias Zoom a partir de las 18.

Hasta este jueves, la película se encuentra liberada en Cine.Ar, y a partir del 25 de junio disponible a través de alquiler.

“Pienso que la cumbia no es un género menor. Ella ha sobrevivido reinventándose, trascendiendo y transgrediendo poderosamente todo límite: idiomático, geográfico y cultural”, manifestó el director de Cumbia que te vas de ronda.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas