Redacción Canal Abierto | Las cifras presentadas hoy por el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad de Buenos Aires muestran que durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio –desde el 20 de marzo al 30 de junio- los llamados a la Línea 144 aumentaron un 48% en comparación al año anterior. Por día hubo un promedio de 193 llamadas, con un pico de 6.191 durante abril.

En la teleconferencia que brindaron Felipe Miguel, jefe de Gabinete porteño; María Migliore, ministra de Desarrollo Humano y Hábitat; y Agustina Ciarletta, directora General de la Mujer, Miguel resaltó que ven con preocupación este aumento significativo en las consultas a la Línea 144, y dijo: “No podemos permitir que ninguna mujer se sienta atrapada en su propia casa y no toleramos ningún tipo de violencia”.

El contexto social dificulta la llegada de ayuda a estas mujeres que sufren y conviven con violentos. Con esto en vista, los funcionarios informaron que además de esta línea para denuncias hay dispositivos como los centros integrales, los hogares de tránsito, las casas de medio camino y los refugios para alojarlas y protegerlas.

Por su parte, Ciarletta señaló: “El mensaje que estamos dando, hace ya casi tres meses, es `Quedate en casa´ y, para algunas mujeres, eso implica padecer situaciones de violencia. Por eso es fundamental que haya un conocimiento de una herramienta como la 144, no solamente para las mujeres víctimas de violencia, sino también para el vecino o la vecina que escucha los padecimientos de esa persona en este contexto de encierro. Que sepan que también pueden llamar”.

En la misma línea, Migliore agregó: “Sabemos que hay un montón de mujeres que quizás están conviviendo con sus agresores y, por lo tanto, hacer un llamado al 144 les resulta prácticamente imposible. Por eso, desde fines de abril, habilitamos el Boti, WhatsApp de la Ciudad, para que puedan contactarse y sean derivadas con una operadora”. Boti es el número 11 5050-0147, que hasta el momento lleva recibidos más de 1.500 mensajes.

La 144

Más de 35 operadoras trabajan las 24 horas todos los días del año en la atención de los llamados que llegan. Trabajadoras sociales, psicólogas y abogadas conforman esta red de contención que clasifica cada consulta, la atienden y la derivan a donde corresponda. Por ejemplo, las emergencias se pasan al 911.

Un dispositivo más

Durante la teleconferencia se anunció también la habilitación de un nuevo espacio de atención y cuidado para las víctimas de violencia de género durante la pandemia. El mismo nació de un acuerdo con el Club Nueva Chicago, donde funcionará este dispositivo de contención.

Este espacio sumará a la Ciudad 30 plazas a las 154 que ya existen. Actualmente el 60% de estos lugares están ocupados  por mujeres y sus hijos e hijas que son acompañados por equipos profesionales de psicólogas, trabajadoras sociales, psiquiatras y médicas.

Para finalizar, Migliore resaltó: “Al final del día, la problemática de violencia de género es consecuencia de una sociedad que todavía tiene que dar muchísimos pasos en un proceso de deconstrucción y de empoderamiento de la mujer”.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas