Canal Abierto Radio | Con el apoyo del Fondo Monetario Internacional, desde el 21 de abril Argentina viene presentando ofertas consideradas “sustentables” y aceptadas por algunos de sus acreedores, pero no por los que poseen la mayor cantidad de bonos. Para el economista del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas, Alejandro López Mieres, “el 4 de agosto la propuesta argentina va a fracasar”.

Hay tres fondos de inversión nucleados en Black Rock (el mayor administrador de fondos de mundo), que son los que no acuerdan con las ofertas. En términos numéricos, el ultimo plan argentino tiene un valor de mercado “de 40 a 52 aproximadamente” y los fondos piden “un valor de 56”, lo que representa una diferencia de U$S 1600 millones en 20 años.

“Uno de los logros en lo que hace al sentido común de los fondos de inversión, y los medios de comunicación y economistas funcionales al poder, es convalidar un criterio para medir esa quita, y es asumir que los flujos futuros que Argentina va a pagar se van a descontar al 10%. En el mundo la tasa es 0. Si se descontara al 10%, habría que convivir con un riesgo país de 1000 puntos, lo cual es irracional.”

En el Instituto midieron las quitas: los resultados son menores a lo que se está publicando en valores contractuales. Pero la negociación no pasa por los montos. BlackRock logró juntarse con los acreedores que poseen el 60 de los bonos 2005-2010 y el 50% bonos M, emitidos a partir del 2016. Eso les da las condiciones para bloquear cualquier canje.

La maniobra apunta a condicionar cuestiones legales y de letra chica. Intentan “armar todo un proceso de arquitectura financiera internacional, que empezó a generarse a principios de los 2000, específicamente con el default argentino, pero que después de la crisis del 2008 a nivel internacional establecieron cláusulas anti buitre”. Así, apuntan a terminar con el concepto de cláusula de acción colectiva, es decir, “juntar una mayoría que disciplina a la minoría que se queda fuera del canje”.

“Argentina encontró una vuelta en todo esto para, sin llegar a esas mayorías, mediante canjes sucesivos, esto se denomina Pac Man: ir condicionando a los acreedores, y esto para los grandes fondos de inversión es intolerable”

Escuchá la columna completa:

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas