Redacción Canal Abierto  | Esta mañana, a través del decreto 721/2020 el presidente de la Nación, Alberto Fernández, estableció el Cupo Laboral en el sector público que garantiza un mínimo del 1% de la totalidad de cargos y contratos para personas travestis, transexuales y transgénero, en un hecho histórico que busca reparar una desigualdad estructural que existe en la sociedad respecto a la población travesti trans.

“Lo vivimos con muchísima alegría. Cuando nos enteramos fue una emoción total, una felicidad enorme de tantos años de lucha, y también el desafío que se viene por delante para su implementación, para que se cumpla, y nosotres particularmente como Mocha, seguir apostando a que las compañeras puedan terminar la secundaria y puedan formarse en lo que deseen para continuar un proyecto de vida”, expresó Andrea Alcalde, docente del Bachillerato Travesti Trans Mocha Celis.

El Mocha fue una institución que acompañó este reclamo histórico y que participó activamente exigiendo el cupo en el Congreso. Finalmente, las acciones y políticas públicas por parte del Estado empiezan a andar el cambio cultural que llegó hace rato.

“Esto es un paso más, queda un largo camino. Lo ideal sería que no tenga que existir esta ley, al igual que decimos que el Mocha Celis no tendría que existir. Lo ideal sería que cualquier persona travesti, trans, no binaria, pueda ir a cualquier espacio educativo, acceder a cualquier empleo, pero en la sociedad sumamente heteronormativa y patriarcal que vivimos es necesario que las instituciones acompañen y que en muchos casos estén más avanzadas que la sociedad”, señaló Alcalde.

También te puede interesar: Bachillerato popular travesti-trans Mocha Celis: escuela de cariño

Y es que las instituciones educativas también un cambio. “Ante esa imposibilidad nace la Mocha, para permitirles este espacio, y aspiramos a que se reproduzca para que nadie se quede afuera de un derecho como lo es la educación, que es un derecho humano y abre las puertas a otros fundamentales como el acceso al empleo, a la salud, a una vivienda. Es una llave para acceder a muchos derechos más”, finalizó la docente.

El Ministerio de las diversidades

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, también se expresó sobre el decreto, y dijo: “Existe en nuestra sociedad un patrón sistemático de desigualdad que somete particularmente a las personas travestis, transexuales y transgénero a una cadena de exclusiones y discriminación que muchas veces se inicia en la niñez. Desde el Estado tenemos la obligación de generar las condiciones para garantizar el ejercicio pleno de sus derechos y la igualdad de oportunidades. El Cupo Laboral Trans es un paso importante en ese camino”.

Por su parte, Alba Rueda, subsecretaria de Políticas de Diversidad, afirmó: “Las trayectorias de vida de las personas travestis, transexuales y transgéneros están atravesadas por la estigmatización, la criminalización y la patologización sistemática, tanto de la sociedad como en las instituciones, para nosotras es central transformar el patrón estructural de desigualdad que perpetúa la exclusión. Esta es una medida fundamental que implementa nuestro gobierno, y es acorde a la demanda social de las personas travestis y trans, puesto que es uno de los sectores más postergados de nuestra sociedad debido a sistemáticas prácticas discriminatorias”.

También te puede interesar: “Si tenemos un promedio de vida de 35 años es porque realmente estamos fuera de cualquier sistema”

Tanto el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad como el Instituto Nacional de la Administración Pública capacitarán a las autoridades y al personal del Poder Ejecutivo Nacional, para asegurar que la inclusión en los puestos de trabajo del sector público se realice en condiciones de respeto a la identidad y expresión de género de las personas.

El decreto

Se establece el Cupo Laboral Trans. De esta manera se garantiza que un mínimo del 1% de la totalidad de cargos y contratos del sector público nacional, en cualquiera de las modalidades de contratación vigentes, serán ocupados por travestis, transexuales y transgénero.

POR QUÉ

  • Porque toda persona travesti, transexual o transgénero tiene derecho al trabajo formal digno y a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo.
  • Porque es necesario promover una medida que garantice la inclusión laboral que presenta obstáculos mayores debido a las desigualdades que afecta particularmente a esta población.
  • Porque las personas travestis y trans han sido históricamente marginadas de los ámbitos educativos y eso dificulta la obtención de trabajos formales y estables.
  • Porque el Estado Nacional debe resguardar los derechos de toda la población, especialmente aquella atravesada por una vulnerabilidad estructural.

QUIÉNES

Travestis, transexuales y transgénero, hayan o no efectuado la rectificación registral del sexo y el cambio de nombre de pila e imagen en su DNI.

CÓMO

  • Se establecerán reservas de puestos de trabajo a ser ocupados exclusivamente por personas travestis, transexuales o transgénero.
  • Se garantizarán los medios para finalizar la formación educativa obligatoria y la capacitación a fin de adecuarse a los requisitos de los puestos de trabajo.
  • Se capacitarán a las autoridades y el personal del Poder Ejecutivo Nacional, para asegurar que la inclusión en los puestos de trabajo del sector público se realice en condiciones de respeto a la identidad y expresión de género de las personas.
  • Se crea, en el ámbito del MMGyD, el Registro de Personas Travestis, Transexuales y/o Transgénero aspirantes a ingresar a trabajar en el Sector Público Nacional donde habrá constancia de:
  • Los perfiles laborales de las personas inscriptas; los puestos de trabajo vacantes; las ofertas de contratación de personal disponibles; cantidades de cargos cubiertos con personas travestis, transexuales y transgénero.
  • La inscripción en este Registro no se considerará requisito, en ningún caso, para el ingreso a un empleo en el Sector Público por parte de esta población.
  • Se crea, en el ámbito del MMGyD, la Unidad de Coordinación Interministerial cuyas funciones serán: Elaborar el Plan de Implementación; Garantizar los mecanismos y procedimientos para el cumplimiento del cupo establecido; Garantizar los espacios de educación necesarios para las personas que requieran completar los estudios obligatorios, y las capacitaciones para el empleo y la formación laboral; Promover mecanismos de acompañamiento para la permanencia en el empleo; Proponer guías de actuación y capacitaciones específicas para las áreas de gestión de los recursos humanos para la prevención de comportamientos discriminatorios y a fin de que se promueva el trato digno e igualitario; Promover espacios de coordinación y participación de las entidades gremiales con representación en el sector público; Promover instancias de participación de las organizaciones de la sociedad civil con competencia en la materia.
  • La Unidad de Coordinación Interministerial estará integrada por: Ministerio de Las Mujeres, Géneros y Diversidad; la Secretaría de Gestión y Empleo Público de la Jefatura de Gabinete de Ministros; el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo; el Ministerio de Educación; el MMGyD podrá invitar a formar parte a otros organismos de la Administración Pública Nacional en caso de considerarlo necesario para el cumplimiento de las funciones que tiene asignadas.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas