Redacción Canal Abierto | En el Mes de Concientización del Cáncer de Mama, la Liga Argentina de Lucha Contra el Cáncer (LALCEC) advierte que la gente no debe abandonar los controles de rutina ni los tratamientos programados a causa de la cuarentena.

Preocupados por la disminución de las consultas, ofrecen mamografías gratuitas en su sede de Capital Federal para quienes no tengan cobertura médica y prestarán sus consultorios en forma gratuita para aquellos médicos que los necesiten para seguir atendiendo a sus pacientes.

Cada año, se diagnostican en Argentina más de 21.000 nuevos casos de cáncer de mama, y mueren más de 6.000 mujeres por la enfermedad. Demorar los controles médicos puede significar llegar tarde al diagnóstico, habiendo perdido la oportunidad de recibir un tratamiento en forma temprana, lo que siempre ofrece un mejor pronóstico.

En diálogo con Canal Abierto, Diego Paonessa, director general de LALCEC, señaló al respecto: “Este año registramos en el primer semestre una caída cercana al 80% de las consultas oncológicas y un 70% en mamografías. Esto nos hace pensar que los números se van a modificar para el año que viene y el siguiente, y ahí tenemos un desafío muy grande. Por eso el llamado hoy es más que nunca a volver al médico, a volver a hacerse los estudios preventivos, a encontrar las maneras. La única herramienta que tenemos para ganarle al cáncer es el diagnóstico temprano”.

Este año en LALCEC, en su sede de CABA (Aráoz 2380), está realizando una campaña de mamografías gratuitas para mujeres de 40 a 65 años sin cobertura de obra social, y continuará hasta fin de año. Los turnos se pueden realizar por teléfono o a través de su página web, donde detallan los requisitos y el protocolo de seguridad Covid.

En este sentido, Paonessa desctacó: “Hay que aprovecharlo porque esto del gratis no está abundando, es un estudio relativamente caro y que hoy está teniendo un acceso un poco más complejo que en otros momentos porque la mayoría de los hospitales están más abocadas al COVID-19 que a estudios preventivos. Demorar un estudio un mes o dos no es algo tan grave, ya siete sí, es muy grave. Por eso la idea es ofrecer mamografías gratuitas en LALCEC donde no atendemos pacientes con Covid, entonces la potencialidad de contagio baja muchísimo, casi que es nula”.

Diego Paonessa (@diegopaonessa) | Twitter

Un reciente trabajo presentado en la 12ª Conferencia Europea de Cáncer de Mama incluyó un análisis que proyectaba la manera en que debido a la falta de controles y a la interrupción de los estudios preventivos a causa de la pandemia por el coronavirus, podría aumentar la mortalidad por cáncer de mama. Para nuestro país la proyección alcanzó un número aproximado de 400 muertes adicionales.

Sumado a esta campaña, la Liga encara una serie de actividades de concientización como la iluminación de edificios en color rosa el 19 de octubre. “La idea es que cuando las mujeres vean un edificio iluminado de rosa recuerden que tienen que hacerse los estudios preventivos. Una mamografía a tiempo es la mejor herramienta para poder ganarle al cáncer y que te puede salvar la vida. Hay que incorporar el hábito de que a partir de los 40 hay que hacerse una mamografía al año, que si tenés antecedentes en la familia tenés que avisarle al médico sin importar la edad para indicarte cómo continúa tu camino en la prevención”, resaltó Paonessa.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas