Redacción Canal Abierto | “Conocemos las necesidades que tienen los vecinos de Olavarría y estamos trabajando todos los días para solucionarlas, pero no podemos permitir una usurpación de un edificio público”, posteó ayer en su cuenta de Twitter Ezequiel Galli, intendente de Olavarría.

Efectivamente, momentos de tensión se vivieron en el palacio municipal de la localidad bonaerense cuando confluyeron dos reclamos –totalmente distintos- y la respuesta de la policía fue la represión.

“Las compañeras estaban realizando una sentada en la municipalidad pidiendo que las atienda el intendente. No estaban haciendo ningún desmán y la manifestación era pacífica, pero como no pudieron cerrar la municipalidad la llenaron de policías afuera y adentro por esas trece compañeras”, explicó a Canal Abierto Martín Roldán, miembro de la Mesa de Emergencia de Olavarría.

Y agregó: “El problema fue que esa manifestación se juntó con el reclamo porque la policía le pegó a un chico la semana pasada y a la mamá no le tomaban la denuncia. La policía viene haciendo abuso de poder en reiteradas ocasiones pero no es noticia porque los medios no lo toman. Además afuera del municipio hay un acampe desde hace 20 días. Entonces cuando esta manifestación espontánea que se generó contra la policía llegó al municipio se agitaron las cosas y ahí la policía empezó a reprimir. Mientras, las familias que reclamaban dentro de la municipalidad seguían ahí sentadas”.

Desde la Mesa de Emergencia también señalaron que “está todo tergiversado, no fue nunca una toma o usurpación del lugar público. También nos vincularon con Grabois. La Mesa de Emergencia está compuesta por organizaciones sociales, en su mayoría independientes, que no tienen nada que ver con Grabois”, como comenzaron a venderlo por redes y medios afines Galli y los diputados de Cambiemos.

De hecho, fue el jefe de diputados del PRO, Cristian Ritondo, quien comentó la situación durante el programa de Alfredo Leuco por TN y afirmó que los grupos que intentaron tomar la municipalidad son cercanos al referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois. A su vez, Ritondo expresó a LA NACIÓN que en contacto con Galli éste le dijo que “agradece el accionar de la policía que pudo frustrar el intento de toma”.

En este sentido, Roldán comentó: “Fueron dos reclamos que confluyeron en el mismo momento de manera espontánea, no organizada y el intendente no supo qué hacer. Salió a armar toda esta opereta llamando al bloque de diputados y pidió que hagan un comunicado diciendo que le estaban tomando la municipalidad y los intendentes empezaron a replicar esto en Twitter”.

Según la Mesa de Emergencia, los medios de comunicación de Olavarría fueron testigos de lo que pasó. “Estaban adentro viendo que la manifestación era pacífica, que la protesta a la policía fue afuera del municipio y fueron ellos quienes empezaron a pegar a chicos y chicas de 16 años para que desocupen un lugar que no era necesario desocupar. Les tiraron gases lacrimógenos les pegaron a las chicas cuando se cayeron al piso, las patearon. Todo eso aprovechó el intendente para decirnos que somos unos violentos”, resaltó Roldán.

La falta de vivienda en la ciudad del cemento

Hace poco más de veinte días seis familias acampan en las afueras del municipio. Su pedido es de viviendas, terrenos, subsidios de alquiler o materiales porque en su mayoría son madres solteras, con nenes chicos, sin recursos que viven en la calle.

“Tiene suerte de que son solo seis familias porque en Olavarría es terrible la situación habitacional. Lo que logró esta carpa todo este tiempo ahí es poner en relieve el problema habitacional que hay en la ciudad. No hay planes de vivienda a pequeño, mediano o largo plazo en Olavarría, y somos la ciudad del cemento. Acá está Loma Negra, se fabrica cemento, cal, cerámica, tejas, hay ocho parques industriales. Es una ciudad que tiene muchos recursos aparte de ser ganadera y agrícola, y que tiene mucha cantidad de recaudación”, explicó Roldán.

En este acampe también hay un cartel que reza ¿Dónde están los $350 millones? El mensaje refiere a los $350 millones de déficit que hubo en el último balance presentado por el municipio. “Nunca explicaron este déficit tan grande cuando es una ciudad que recauda mucho y que aparte tuvo coparticipación de la Provincia porque estuvo en la misma línea política que Vidal. También tenemos un impuesto a la piedra por la explotación de canteras y eso recauda alrededor de $3.000 millones. Todo esto lo decimos porque cada vez que planteamos el problema de la vivienda nos responden que no tienen plata”, alertó el referente de la Mesa de Emergencia.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas


Notice: Undefined index: cat in /var/www/clients/client1/web6/web/wp-content/plugins/categorized-tag-cloud/categorized-tag-cloud.php on line 37