Canal Abierto Radio | En el espacio de análisis sobre geopolítica, la filósofa Isabel Rauber analizó tres de los conflictos que se están desarrollando en el continente americano.

Comenzó por Estados Unidos, donde “al parecer ya se afianza el triunfo de (Joe) Biden porque Donald Trump, aunque no reconoce el triunfo, dio luz verde a empezar la transición”, luego de denuncia fraude e incluso la injerencia venezolana en las elecciones donde resultó perdedor.

Afirmó que el presidente electo “se va a ir instalando, y es de prever que el trate de recuperar algunas líneas fundamentales del gobierno de Obama” sobre todo en la asistencia de salud para la población en general, y una suavización de las relaciones internacionales.

“No quiere decir que ahora nos vamos a vestir de rojo a Biden y ser un referente de la izquierda, es la política del establishment pero un poco más suave, pero depende que no lo apuren porque en medio oriente y las relaciones con Rusia están muy candentes”.

En Perú, continúa la crisis política e institucional desde que el Congreso destituyó al presidente Martín Vizcarra por casos de corrupción, mientras que cerca del 60 por ciento del mismo también tiene denuncias y causas en curso por corrupción.

“La gente no quiso saber nada, hay un caso muy oscuro de corrupción, y el que asumía ahora, el tercero en la línea, es como para apasiguar los ánimos. La obligación es convocar a elecciones. Perú está muy mal, muy golpeado por la crisis, y están buscando a ver cómo pueden recomponer el país” afirmó la analista.

Por último, Rauber abordó la situación de Guatemala, donde hay una crisis sostenida por desocupación, y la pobreza sobrepasa a la mitad de la población, a la que se suma el paso de dos huracanes “que rompieron carreteras de tierra, toda la zona norte que está entre montañas, entre volcanes, la gente queda totalmente aislada, se caen las montañas y si vas por un lugar la montaña tiene un hueco”. Esto generó desabastecimiento en gran parte del territorio.

“El abandono del gobierno fue total en esas zonas, y sacaron un presupuesto 2021 con grandes recortes para los sectores populares, en un país con una caída del PBI que roza el 30%, lo que se viene es un gran hambre. Solamente en una ciudad se pasan de 2 millones de desocupados en un país que no son tan poblados como el nuestro. Por eso salió la multitud pacífica, pero un grupo, que nunca queda claro si son provocadores o qué, prendieron fuego (el Congreso). Estos actos desvirtúan la movilización y desatan represión contra la población”.

A partir de allí, “se ha fracturado mucho la relación entre el presidente (Alejandro Giammattei) y el vice (Guillermo Castillo)” que apoya a la Población y promueve el diálogo, ya que “no se puede seguir gobernando en una crisis tan grande de hambre, de las catástrofes naturales y de la mala actitud del gobierno”.

Escuchá la columna completa:

 

Recibí más periodismo de este lado