Redacción Canal Abierto | El Tribunal Superior de Justicia de CABA emitió una resolución que constituye un ataque al acceso a la educación pública. En un fallo a la medida de Larreta, el TSJ le da la razón al gobierno de la Ciudad que había apelado fallos de primera y segunda instancia que lo instaban a garantizar la vacante para una niña de dos años.

[…] “En resumen, las normas consagran el criterio coincidente conforme el cual en la educación superior, la asignación de vacantes debe efectuarse exclusivamente en función al mérito individual de los estudiantes. […] No podrá exigir su admisión en una de las vacantes existentes en el sistema público de educación inicial si las vacantes no son suficientes para albergar, en primer lugar, a aquellos grupos con mayor prioridad […], reza el fallo.

La decisión provocó la inmediata reacción de toda la comunidad educativa, organizaciones y  legisladores. Micaela López Rodríguez, integrante del colectivo de familias La Vacante es un Derecho, sostuvo al respecto: “Que este fallo venga a decir que la interpretación del artículo 24 que hace el gobierno de la  Ciudad es la válida –y que se retrotrae a un montón de otros fallos donde se interpreta este punto de otra forma- es necesariamente muy agraviante y difícil para las familias porque acá la cuestión es que es el derecho a la educación lo que se está vulnerando. No puede ser que la educación pública sea solamente para aquellos que no tengan el dinero para costear una educación privada”.

Y agregó: “Nosotros estamos en nuestro derecho de querer que nuestros hijos se eduquen en la escuela pública, no importa nuestro recibo de sueldo”.

En la Ciudad de Larreta, los negocios no son novedad, y hay factores que intervienen para que esto siga perpetuándose. López Rodríguez coincide en esto: “El TSJ viene hace mucho tiempo favoreciendo al PRO en muchas medidas y alineándose políticamente. Entendemos que hay una especie de triada entre estos poderes que constitucionalmente deben estar separados y ser autónomos, y en la Ciudad de Buenos Aires no está sucediendo. Los poderes están absolutamente triangulados en pos de los claros intereses del Poder Ejecutivo. No son imparciales, son absolutamente funcionales a Larreta, y a nosotros eso nos preocupa”.

Como si esto no fuera suficiente, diciembre tiende a ser el mes de las malas noticias en cuanto a vacantes. Hoy la angustia golpea doblemente, por los que ya quedaron fuera de las inscripciones para el ciclo 2021 y ruegan por un amparo positivo, y este fallo escandaloso que derriba todas las esperanzas.

La gestión que no construye: destruye

“En uno de los párrafos de este fallo, donde justifica el por qué de esta resolución, se plantea inclusive que el Poder Ejecutivo no puede construir las instituciones educativas necesarias porque el Poder Legislativo no regula las partidas presupuestarias necesarias y no gira los suficientes fondos. Es una cuestión muy macabra. Están todos los poderes absolutamente organizados y en un esfuerzo mancomunado por garantizar este tipo de políticas que vienen a destrozar la educación pública”, remarca la integrante de La Vacante es un Derecho.

Y es que en los últimos años hubo cada vez más amparos, más familias, más organizaciones, más gente que alerta a otros sobre lo difícil que es inscribirse en la escuela pública y lo poco legítimo que es que esto sea así. En este sentido, López Rodríguez explicó: “Al margen de que sí es un espaldarazo muy fuerte a las políticas del PRO, son intentos desesperados por neutralizar algo que vino siendo una bomba de tiempo como lo son las vacantes, y que hace más de cinco años resuena en CABA y se volvió inmanejable. Este fallo viene a marcar la cancha en ese sentido y a hacerle el favor al PRO para que se pueda ordenar en sus propios términos”.

Asimismo aseguró: “Aquí hay una decisión política de no construir escuelas, de desatender la obligación constitucional que tiene el Estado de garantizar educación laica, pública y gratuita desde los 45 días de edad. Estas interpretaciones que hacen del artículo 24 vienen a solidificar esta postura del PRO de que ellos no hacen escuelas. Esto también viene de la mano de vaciar la educación pública y realmente poder instalar en la sociedad ese concepto de que la escuela pública es el depósito de pobres, de los que no pueden, el lugar de descarte, un lugar donde uno cae”.

Capitalismo de amigos

Quizás las escuelas no sean del interés del jefe de Gobierno porteño, pero hay grises que está dispuesto a rozar. “Este mismo Estado que no construye escuelas, construye Centros de Primera Infancia (CPI) donde sí se atienden a estos niños y niñas, pero que forman parte del sistema de desarrollo social y que son contratos tercerizados con fundaciones privadas. Entonces, ¿hay un interés genuino por la educación y escolarización de las infancias? ¿O hay un interés por generar un tipo de convenio que sea redituable para alguien porque en vez de poner una guardería pone un CPI?, se pregunta la referente de La Vacante es un Derecho.

Juicio político

El Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC), la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) – Regional CABA, el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPYPP), la CTA Autónoma  Capital, la Asamblea X Roccatagliata, y Urbana Te Vé solicitaron el juicio político a los Jueces de la Mayoría Automática del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires (Marcela De Langhe, Inés M. Weinberg, Santiago Otamendi y Luis Francisco Lozano) por las siguientes decisiones judiciales:

  1. Sentencia 16/12/2020. Expte. N° 15955/18 (Sironi). Esta Mayoría Automática destruyó los principios de universalidad, gratuidad, inclusión, igualdad y prohibición de discriminación y segregación de cualquier tipo, que forman parte del paradigma de la Educación Pública al establecer que el GCBA sólo tiene obligación de brindar una vacante antes de la escolaridad obligatoria a las persona que demuestren que no pueden pagar una escuela privada (certificado de pobreza). De esta forma, decidieron discrecionalmente hacer caso omiso a la claridad del mandato del art. 24 de la Constitución de la Ciudad que establece: “La Ciudad asume la responsabilidad indelegable de asegurar y financiar la educación pública, estatal laica y gratuita en todos los niveles y modalidades,a partir de los cuarenta y cinco días de vida hasta el nivel superior”. La Constitución de la Ciudad no diferencia entre la educación obligatoria y no obligatoria. Argumento creado por los jueces de esta Mayoría Automática para que el GCBA no brinde ninguna solución a las más de 20 mil vacantes que faltan todos los años.
  2. Sentencia 25/10/2018. Expte. N° 15101/18 (Vera). Declararon legal la obra alrededor del Palacio Roccatagliata admitiendo que el Poder Ejecutivo puede establecer excepciones a la planificación violando la división de poderes y competencias que estable la Constitución de la Ciudad. La obra violaba cada uno de los parámetros urbanísticos del Código de Planeamiento Urbano.
  3. Sentencia 18/11/2020. Expte. N° 16394/19 (Quinto). Rechazaron el recurso de queja planteado, convalidando que se puedan vender tierras públicas sin autorización de la Legislatura porteña. El amparo trataba sobre la inconstitucionalidad de las ventas de los predios conocidos como Casa Amarilla al Club Boca Juniors por no existir ninguna ley que lo autorizada.

Para sumarse a la adhesión colectiva se debe ingresar en el siguiente link: https://www.change.org/JuicioPolíticoxEducaciónPública

 

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico