Por Marina Caivano | La familia de Ana Morán piden se investigue la muerte de la joven, quien falleció en un accidente de tránsito en marzo del año pasado en el ingreso a la ciudad de El Carmen. También lo hacen los allegados a Martín Cruz, el joven que fue encontrado sin vida hace tres meses sucedido y la policía caratula la causa como “suicidio” aunque las pruebas indican lo contrario.

En ambos casos, la Policía de El Carmen indujo a las madres a firmar papeles en los que desautorizaban la realización de la necropsia en los cuerpos de los fallecidos. Familiares y amigos junto a las Madres del Dolor convocan a movilizarse para exigir que se investigue lo sucedido en cada caso, hoy a las 16 en la plaza de El Carmen.

Según los registros médicos, Ana Morán murió el 2 de marzo de 2020  por un trauma encéfalo-craneal sufrido en un accidente automovilístico a las 2.40 am. Los otros cuatro ocupantes del vehículo están vivos pero dicen “no recordar nada” de lo ocurrido previo al suceso. Pablo Emanuel Vargas, el conductor que dio positivo al examen de alcoholemia, está libre y el celular de Ana es el único faltante en la escena del accidente. En este panorama, donde la falta de investigación y de autopsia, aumentan las incertezas y suspicacias de la real causa de la muerte. La familia se enteró el 7 de marzo, cuatro días después del entierro, que la sepultura de Ana había sido profanada.

Cuando trajeron el cuerpo de mi hija de la morgue yo vi que en su rostro tenía la marca de un golpe hecho con una mano en el pómulo derecho, un círculo como de golpe de mano cerrada.  En el cuerpo ella no presentaba ningún golpe más”, relató Josefina Flores, madre de Ana.

En el transcurso del 2020, Josefina indagó en el pueblo sobre lo sucedido y encontró testimonios que atribuyen la muerte de Ana a una violación y femicidio. “Según los médicos, ella murió de un trauma encéfalo-craneal. Pero a mí no me cerraba. Y El Carmen es chico. Me llegó el comentario de que mi hija gritaba para bajarse del auto. Yo tengo testigos y exijo justicia por Ana”, afirmó.

Asimismo, expresó: “Hay alguien del poder que está parando todo esto. Por eso no sale a la luz”. Según El Tribuno de Jujuy podrían estar inculpados en el hecho el comisario que cumplía funciones en El Carmen la noche del 2 de marzo, y personal municipal, policial y los ocupantes del auto.

El accionar policial de El Carmen

Josefina Flores, firmó sin darse cuenta, un papel que le dio el oficial Sauza de la comisaría de El Carmen en el que expresaba “no autorizar” la autopsia al cuerpo de su hija, algo que ella no supo hasta que sus abogados le explicaron tiempo después. “Yo no pisaba la tierra, sinceramente. No estaba en plena conciencia de lo que pasaba. En ese momento sólo quería recuperar el cuerpo de mi hija y me fui a Jujuy (capital) a seguir con los trámites”, comentó.

En el caso de Martín Cruz, se repite el mismo patrón de accionar policial. El joven fue encontrado sin vida y caratulado como “suicidio” pero tenía su cuerpo sucio con tierra, pasto y carecía de marcas de soga en su cuello. No se hizo autopsia tampoco en este caso. “A mí me dijeron que un familiar directo había firmado autorizando a que no se haga la autopsia, cosa que no era cierta, porque el único familiar directo que había era yo, que estaba afuera esperando”, contó la madre de Martín.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico