Redacción Canal Abierto | En Jujuy, las docentes María Angélica Leaño y Betty Greach fallecieron tras una semana internadas por contraer COVID-19. En Humahuaca ya son 27 maestros más contagiados, pero la provincia sigue sin suspender la presencialidad en las aulas que comenzó hace dos semanas.

En este sentido, la diputada por el FIT Natalia Morales destacó: “Hay mucho malestar. Las y los docentes que se autoconvocan en distintas asambleas viene denunciando esta situación que se suma a otros ataques que sufrió la docencia en estos meses de pandemia como el decreto 1807 que prohíbe los traslados e impide que los docentes puedan actualizar sus puntajes, afectando a los sectores más precarizados”.

Según informa la referente del FIT, hay al menos 40 escuelas que hicieron denuncias porque no se garantizaron las condiciones, hay maestros aislados y no quieren suspender las clases. En el caso de la localidad de Perico no tienen agua ni docentes asignados por los cambios que se vienen realizando desde el Ministerio de Educación.

Por su parte, Claudia Navarro, auxiliar de educación y secretaria del Interior de ATE Jujuy, señaló: “Hicimos la presentación de los listados y exigimos la entrega de los Equipos de Protección Personal para todo el personal de educación. Las escuelas no están en condiciones para volver a la presencialidad. La infraestructura está muy mal y con los contagios que se están produciendo solamente aíslan al grado o a los contactos más estrechos y así se contagiaron y fallecieron estas dos docentes”.

Por otro lado, el Ministerio de Educación de Humahuaca solicitó desde el COE a la ministra de la provincia que se suspendan las clases por la cantidad de contagios que hay en esa localidad. “La ministra se opuso, dijo que no y que solamente iban a desinfectar para seguir con las clases con normalidad”, comentó Navarro.

En el caso de la localidad de San Salvador, hay docentes que tienen hijos a cargo y si hay contagios aíslan a los niños pero ellos tienen que seguir yendo a trabajar sin la posibilidad de aislarse siendo un contacto estrecho.

Sobre esta situación, la referente de ATE, dijo: “El gobernador no adhiere a la Resolución 60 emitida por el Ministerio de Trabajo en la cual informan que quienes tienen hijos en edad escolar –porque en Jujuy no tenemos virtualidad- pueden tomar licencia. Pero esto no se cumple y cuando los niños van a la escuela, que suelen ser tres veces por semana en grupos, no tenemos con quién dejarlos. Necesitamos que se haga uso de esa resolución porque, además del riesgo de ingresar una persona ajena para que los cuide en nuestros hogares, no tenemos los recursos económicos suficientes para hacerlo. Nuestros sueldos rondan los $12.000”.

Las vacunas, para los amigos

Este escenario de muertes y contagios se produce luego de semanas en las que trascendió el listado de vacunados vip que hubo en la provincia. De hecho, una de las demandas de la comunidad educativa era que se garanticen las vacunas para el personal administrativo, de maestranza y docentes.

En cierto punto, Morales tuvo que admitir que había vacunado a gente porque ya estaban los nombres habían comenzado a circular. En los listados que circularon los trabajadores de la salud figuran empresarios dueños de clínicas y  sus familiares que tuvieron prioridad para la inoculación.

“El gobernador es responsable de darle vida al virus porque permite que acá, así como en Capital Federal, se privatice la vacunación porque los dueños de las clínicas tienen vía libre para poder accionar, no sólo con la vacuna sino también con los distintos convenios que se hicieron durante todo este tiempo de pandemia con las clínicas que organizan testeos y que obviamente facturan y son negocios para ellos. Ni hablar de los negocios en relación a las políticas sanitarias que se desplegaron. No podemos ver por separado a las vacunaciones vip de la política sanitaria que se lleva adelante acá, incluso de privatización de servicios de la salud que actualmente se garantizan en la provincia, como el de diálisis que está licitado”, comentó la diputada.

En el caso de los docentes, Navarro informó: “Nosotros pedimos que se tenga en cuenta a toda la comunidad de trabajadores educativos, que incluyan a los auxiliares y personal administrativo en el cronograma de vacunación antes del regreso a las aulas. Esto no sucedió y hasta ahora no hay notificación ni fecha a la vista. En el caso de las vacunas vip, nosotros denunciamos que hubo números alterados en los listados que se presentaron ante el Ministerio de Salud de la Nación. Hacían figurar 9.000 vacunaciones cuando en realidad se realizaron 7.000, y la mayoría de estos fueron gente del gobierno y sus familiares”.

Los anuncios de la vacunación docente quedaron en palabras, e incluso, según informaron ambas fuentes, al sector de salud tampoco se terminó de vacunar, a pesar de que el gobierno haya dicho otra cosa. En paralelo, denunciaron que hay sanciones o llamados de atención por parte de funcionarios y autoridades para los docentes que están cuestionando esta situación. “Todo esto en medio de la brutalidad de saber que hay privilegiados que acceden a las vacunas mientras las docentes se están muriendo”, dijo Morales.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico