Por Carlos Fanjul | EL PELO DEL HUEVO

Esto de la pandemia ha terminado de darle forma al sueño de los popes mediáticos de canchas vacías e hinchas vestidos de hinchas, pero en su casa, garpando para ver a la camiseta deseada.

Algo así ya se había proyectado a gran escala allá por los ’90, sacando a los clubes chicos de sus canchas con el argumento de que no tenían capacidad para recibir a la fanaticada de los grandes, asegurándose que más gente de más clubes se vieran seducidos por tener el bendito codificado, que te garantizaba, por ejemplo, ver a tu Arsenal jugando en Córdoba. O Avellaneda….

Todo era lejos para el hincha, y la tele te ofrecía acercarte al lugar de los hechos.

La idea era terminar en el famoso pay per view yanki, donde las recaudaciones siempre son súper millonarias.

Pero claro, TyC no calculó que en ese entonces reinaba Carlos 1º de Anillaco, y los bolsillos estaban más vacíos que paraíso de milicos, por lo que el sistema resultó un absoluto fracaso, ya que una cifra muy escasa de argentinos aceptó ‘pagar para ver’.

Después hubo de todo. Hasta apareció el gratuito Fútbol para Todos, que era una gran idea, pero los estrategas chocaron una Ferrari, creyendo que la manera de hacerlo era llamarte a votar al gobierno en cada corner. Se hartaron hasta los kirchneristas y nos jodieron a todos, volvimos a pagar….

Hoy estamos en otra. Magnetto es un perejil, que también la mira pasar por tele, y la torta la manejan Murdoch y Turner, que vendrían a ser como unos ‘magnettos’ pero de escala global.

Los tipos hoy deben frotarse las manos a la espera de que el COVID -19, sea 20, 21, 22, 23… (y sigan los años). Tribunas vacías, y tensiones futboleras frente a la caja boba.

Para tenernos entretenidos, mientras tanto, ellos, o cualquier otro, nos ofrecen en vivo y en directo fobal a toda hora. Así, accedemos si nos da la gana al apasionante torneo de Birmania, o la semifinal de la Copa Rey Pirulo, entre el subcampeón del Katmandú frente a un poderoso representativo de Burkina Faso, que clasificó sexto en el torneo de su país.

Los tipos quieren más. Hace unas horas atrás, el capo del barco pirata de la FIFA, Gianni Infantino, contó algo y, como suele hacer, dejó picando mucho más. Es que el tipo abre la boca y vos sentís que te está por vender un nuevo producto, para que sigas garpando.

Así, recordó que los clubes de la Jupiler Pro League de Bélgica ya aprobaron por una  amplia mayoría llevar adelante una fusión con la Eredevisie de los Países Bajos para el año 2025. La liga unificada entre belgas y holandeses pasará a llamarse BeNeLeague.

En ese sentido, varias consultoras que rondan al fútbol, ya calcularon que esa BeNeLeague podría alcanzar a los 397 millones de euros de recaudación, lo que, por lo menos, duplicaría los ingresos actuales de ambas ligas por separado (82 cada una).

De acuerdo a esas previsiones, el nuevo armado pasaría a ser la sexta liga europea más grande por volumen de ingresos. Sólo aparecen por delante la Premier League, Bundesliga, LaLiga, Serie A y Ligue 1, en ese orden.

Para Gianni, toda idea de hacer moneda debe ser multiplicada y ya tiró como al pasar que ese formato de unificar competencias también va a desembarcar en el continente americano con la próxima “unión entre la MLS estadounidense y la Liga Mexicana, que está a punto de concretarse”.

“De ser así –siguió vendiendo espejitos- la nueva competencia americana derivaría en la mejor liga del mundo”.

A partir de allí hay solo un paso para que pronto algún ilustrado de nuestra ribera rioplatense se largue a anunciar la creación de la nueva liga Tango y Mate, y prometa cruces domingueros entre River y Peñarol, Independiente y Defensor Sporting, o Chacarita y Rampla Jrs.

¡Me encanta! Sería una manera de dilucidar si Víctor Hugo o Julio Sosa son más argentos que uruguayos. O si el chivito de ellos nació antes o después que nuestro ‘Mostro’ de Lomito.

Me lo imagino y ya junto plata para pagar el nuevo pack (?)

Gracias Gianni… en casita y viendo partidos con rivales yoruguas…

No, gracia a vo…

Derechos, humanos y futboleros

La semana anterior nos adentramos en la cuestión del fútbol y su presencia en la defensa de los derechos humanos. Y anticipamos que la recorrida por los clubes a los que no les pasaba inadvertida la fecha del 24 de marzo, era solo parcial por cuanto quedaba aún cierto margen de tiempo para la llegada de ese día tan simbólico para todos nosotros.

Y así ocurrió. Muchísimos otros clubes realizaron actividades ese miércoles, o sacaron fuertes comunicados repudiando aquel nefasto día del golpe cívico-eclesiástico-militar.

Ahí anduvieron Boca, que desde la llegada de Ámeal ha pegado un giro notorio en la materia, respecto de las épocas macristas o las más recientes de Daniel Angelici, y ahora, por ejemplo, trabajan para expulsar del padrón de socios a tipos nefastos como Massera o Lopez Aufranc, represor en el Cordobazo y en la masacre de Trelew.

O Estudiantes, que a través de sus socios y de su Fundación engalanó las calles del barrio Piria, de Punta Lara, con un mural de su socia honoraria, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

O diferentes actividades y declaraciones de Argentinos, Lanús, Huracán, Rosario Central, la propia Liga Profesional, AFA, Arsenal, Aldosivi, Atlético Tucumán, Banfield, Colón, Central Córdoba, Godoy Club, Independiente, Newells, Platense, Sarmiento, Talleres, Unión, Vélez, Ferro.

Ratificando lo de la semana anterior, desde aquellos tiempos del ‘silencio cómplice’ han soplado fuertes vientos en el mundo de la pelotita.

Que ahora sí, se muestra más derecho y más humano.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico