Redacción Canal Abierto | El martes, en Casa Rosada, Wado de Pedro, Axel Kicillof, Sergio Massa y Máximo Kirchner recibieron al diputado Cristian Ritondo, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, y la intendenta de General Arenales y vicepresidenta de la UCR bonaerense, Erica Revilla en representación de la oposición. La convocatorio era para hablar sobre un plan de obras, pero sin embargo los integrantes del gobierno del Frente de Todos tiraron arriba de la mesa el tema de la eventual postergación de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, previstas para agosto, por la gravedad de la situación epidemiológica. Luego de un supuesto preacuerdo en la idea de reunir consensos, se desató una catarata de reproches y desmentidas entre dirigentes de Juntos por el Cambio que colocaron al tema en primer plano de todos los medios.

El escenario revuelto se presentó oportuno para conocer los resultados de un estudio de opinión del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas en territorio bonaerense, en tanto oficialismo y oposición se autoproclaman representantes de la voluntad mayoritaria.

“Ese contexto de incertidumbre en el que se podía prever que el tema de la pandemia no iba a estar resuelto, con una situación social y un cuadro económico complejos, con sectores del campo político que apuestan a discursos de intolerancia, y entendiendo que era un tema que iba a ser usado por la comunicación política para hablar en nombre de lo que opina la gente. Por eso esta bueno saber realmente lo que opina la gente”, explica a Canal Abierto Walter González, director del IPyPP provincia de Buenos Aires, sobre el objetivo de la muestra.

Los números  

Sobre la primera consulta, respecto de la conveniencia de realizar o no las PASO, el relevamiento arroja que el 49.8% considera necesario que se realicen las elecciones. Sin embargo, teniendo en cuenta el margen de error de cualquier sondeo de opinión, es casi igual el porcentaje de los que preferirían evitar salir de casa en el marco de la crecida de la pandemia. Son 48.8% los consultados que creen que no es necesario realizar la votación.

Previsiblemente, quienes apoyan al gobierno mayoritariamente se inclinan por no realizar las primarias, y quienes tienen una mirada crítica sobre la actual gestión pretenden ir a votar.

“Está bien repartida, casi 50 y 50, pero después tiene aperturas respecto de qué es lo que opinan quienes se han manifestado por una expresión política o por otra, y ahí ya empieza una diferencia en las proporciones, y ese es el principal dato político”, advierte González. .

Otro cuestionamiento de la muestra apuntó a conocer que opinan los consultados sobre el aporte que hace el sistema de Primarias a la calidad democrática e institucional. En ese punto, casi el 90% cree que las PASO contribuyen a mejorar la representación política.  

El resultado de la consulta sobre la gestión del gobierno nacional le sigue otorgando un buen crédito al gobierno de Alberto Fernández, con un 52.4% a favor y un 47.6% en contra. Y el desagregado por preferencia partidaria es un cuadro gráfico de grieta.

“No hay que entender que esos votos son orgánicos a esas corrientes ideológicas, por ejemplo uno puede ver en los resultados de la consulta sobre la evaluación del gobierno nacional que hay un 15% que tiene una valoración negativa, y ese es parte del electorado que se volcó por el Frente de Todos, pero no es parte del piso garantizado de 36% que tiene en la provincia de Buenos Aires”, dice el director del IPyPP bonaerense.

“Es muy interesante la otra apertura con variables de sexo, grupos etarios, nivel de estudio y región, separando a quienes viven en GBA y en el interior de la provincia, y ahí también se ve que no es todo lo mismo, aun dentro del voto oficialista o el voto opositor”, agrega.

Sobre el desempeño del gobierno de Axel Kicillof, el 46.89% lo ve con buenos ojos, mientras que el 53.1% lo reprueba.

Por último, la encuesta preguntó sobre expectativas económicas para el 2021, a nivel país y a nivel familiar y/o personal.

En cuanto a lo que le sucederá a Argentina, el 72% cree que será peor que en 2020. Y en términos personales, el 59.9% cree que le irá peor que el año pasado.   

“Resalta una cierta idea generalizada pesimista respecto del 2021, lo cual no quiere decir que eso se traduzca en un descontento con el gobierno, o que se le atribuya toda la responsabilidad al gobierno”, aclara Walter González.

“En la discriminación entre la percepción para el país y para la situación persona/familiar se percibe un dramatismo marcado hacia la eventual situación del país, que eso también puede estar influenciado por los relatos, principalmente de los medios, y para el plano personal es menos drástico, con tendencia hacia un pesimismo pero con niveles menos extremos”, concluye.

 

Ilustración: Marcelo Spotti

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico