Redacción Canal Abierto | La ex ministra de Seguridad de Mauricio Macri y presidenta del PRO, Patricia Bullrich, llega este miércoles 7 a Bariloche para participar del “Congreso por la Paz, la Justicia y el fin de la violencia extrema en la Patagonia”. Parece una mala broma pero es un nuevo acto de irresponsabilidad política.

“Así como los asesinos siempre vuelven al lugar donde cometieron sus crímenes, Patricia Bullrich vuelve al territorio donde ordenó los asesinatos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel Yem, cuya responsabilidad política y judicial no ha pagado. Exponiendo un cinismo propio de quienes se creen por encima de todxs, tiene la caradurez de llegar” a este Congreso, señala el Parlamento Mapuche Tehuelche de Río Negro en un comunicado en la que la declara persona no grata.

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos Regional Bariloche consideró una provocación el encuentro que liderará la ex ministra contra la “violencia” de grupos mapuches. “El supuesto ‘Primer Congreso por la paz, la justicia y el fin de la violencia extrema en la Patagonia’ es una falacia y reivindicará como siempre la ideología genocida de la conquista del desierto”, enfatizó el organismo al sumar su repudio a la visita.

La APDH consideró que la intención de Bullrich y ese sector político a nivel nacional y local es “profundizar la violencia y la persecución del pueblo mapuche, del mismo modo en que lo hiciera durante su gobierno creando la figura del RAM como enemigo interno para justificar la represión y, entre otros, el asesinato de Rafael Nahuel por la fuerzas del Estado a su cargo”.

“La consideramos responsable de la muerte de Santiago Maldonado, el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel y la sistemática y asesina persecución del pueblo mapuche. Generadora de mentiras, como el invento de la organización RAM, y encubrimiento y desprotección ante todos los abusos perpetrados por las fuerzas de seguridad bajo su mando y responsabilidad”, expresó la organización de adultos mayores Abuelazo Bariloche.

“La presencia de la exministra Bullrich en la zona es una peligrosa provocación y sus lamentables razones son una afrenta a la inteligencia”, señaló en un comunicado el bloque de legisladores del Frente de Todos, a la vez que la señaló como impulsora “en la región de una de las políticas represivas más violentas de las que se tenga memoria en los últimos 100 años”.

Otras organizaciones que sumaron su repudio al encuentro y la visita fueron la CTA Autónoma provincial y la Multisectorial contra la Represión Policial en Bariloche.

Comunicado del Parlamento Mapuche Tehuelche

Patricia Bullrich, persona No Grata
para el Pueblo Mapuche Tehuelche

La Coordinadora del Parlamento Mapuche Tehuelche de Río Negro repudia y rechaza la visita de la ex Ministra de Seguridad Patricia Bullrich a la Zona Andina y la consideramos persona No Grata para nuestro Pueblo Mapuche Tehuelche.

Así como los asesinos siempre vuelven al lugar donde cometieron sus crímenes, Patricia Bullrich vuelve al territorio donde ordenó los asesinatos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel Yem, cuya responsabilidad política y judicial no ha pagado. Exponiendo un cinismo propio de quienes se creen por encima de todxs, tiene la caradurez de llegar a un “Primer Congreso por la Paz, la Justicia y el fin de la Violencia Extrema en la Patagonia”.

Paz que no tenemos hace más de 140 años, pero que se vio rotundamente quebrada con la llegada de un gobierno de derecha como el PRO al poder, cuyos mayores exponentes son las familias ligadas a la oligarquía porteña que encabezó la Campaña del Desierto. Así como los abuelos de la hoy ex ministra vendían y continúan vendiendo las tierras en la Patagonia, a través de la Inmobiliaria Bullrich, cuyos carteles podemos ver por la comarca andina, ella se encarga de atacar al Pueblo Mapuche bajo el discurso de la Paz, el Progreso y la Propiedad Privada.

Justicia corrupta y racista del gobierno donde ella fue parte, impulsora de armados de causas, espionaje ilegal, persecuciones, extradiciones, y cárcel, como no veíamos desde la Década Infame, periodo donde sus familias también fueron parte del poder y avanzaron con las Sociedades Rurales sobre los territorios comunitarios con la complacencia de la Justicia, la sanguinaria Policía Fronteriza y la Gendarmería Nacional. Hoy vuelve a juntarse con La Sociedad Rural, crean fundaciones de dudosa procedencia e intereses, como la FuNaFu (Fundación Naturaleza para el Futuro), para continuar actuando contra el Pueblo Mapuche Tehuelche en las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut, como lo hicieron con el Comando Unificado Patagonia de Seguridad Publica. Una infamia intolerable en un Estado de Derecho.

Violencia Extrema en la Patagonia, que ellos siempre han impuesto en el territorio, desde la Campaña del Desierto, la Década Infame, la Dictadura del 55, la dictadura del 76 y últimamente durante el gobierno de Macri. Porque lo que no dice la clase política en Argentina, es que este partido del PRO, sus integrantes, su pensamiento político fue el aval y la parte Cívica de las dictaduras militares. El PRO no es un partido político democrático, ni mucho menos republicano, prueba de ello son sus políticas racistas, su política entreguista a capitales extranjeros, la corrupción de la Justicia, los negociados, el endeudamiento y la violencia institucional que han ejercido durante su gobierno. No solo contra los Pueblos Originarios, sino contra toda la sociedad que ha sido víctima de una violencia planificada de características similares a las dictaduras militares. Sin derechos constitucionales garantizados, sin justicia, sin división de poderes, todo acompañado por los grandes medios de comunicación que son parte del negocio, son parte de la injusticia de la Justicia, son parte de los armados judiciales, son parte de la corrupción y son parte de un discurso violento y racista que desconoce la historia de la composición social de la Argentina.

Le cabe a la clase política actual, al gobierno Nacional, a los Gremios, a los Organismos de DDHH, a las Organizaciones Sociales no ser cómplices de estos discursos violentos. La discusión política pendiente en la argentina es reconocer que el Estado ha nacido de un Genocidio de los Pueblos Originarios y a partir de allí poder abrir un debate social, donde aquellos miles y millones de familias, comunidades que habitamos este territorio desde hace miles de años, también tengamos el derecho a la identidad, el derecho a los territorios comunitarios que nos quitaron y nunca jamás devolvieron, el derecho al respeto de esa territorialidad, el derecho al respeto de una cultura diferente y el derecho a vivir según nuestras propias cosmovisiones. En definitiva queremos que Memoria, Verdad y Justicia, sea también una realidad para los pueblos originarios.

No vamos a continuar aceptando la mentira y la impunidad de estos discursos de odio y racismo de parte de Patricia Bullrich, una mujer que nos vino a matar a nuestro propio territorio y hoy pretende desde sus acciones y sus discursos continuar violentando y estigmatizando al pueblo Mapuche Tehuelche. Defendemos el territorio porque somos parte del territorio. Marichiweu Marichiweu!

#FueraBullrichDeLaPatagonia

Currú Leufú, 06 de abril de 2021
Mesa Coordinadora del Parlamento Mapuche Tehuelche de Rio Negro

 

Comunicado de la Multisectorial contra la represión de Bariloche

La abanderada de la propiedad privada

La presencia de Patricia Bullrich en el Nahuel Huapi confirma que para el neoliberalismo en esta etapa es central el conflicto por el control real del territorio y de los bienes de la naturaleza. Confirma también el papel central que ocupa la demanda territorial del pueblo mapuche-tehuelche y todo el arco político, sindical y social de base que resiste y confronta con el gran capital trasnacional y sus lacayos locales en la más absoluta desigualdad.

Su presencia y su acción excede en mucho al PRO, y al candidato de turno en una provincia donde ese partido es minoría. Ella pretende sintetizar una nueva política de derechas a la que no le alcanzó la militarización y los crímenes de estado para controlar y sofocar el conflicto territorial.

Detrás del “caso Mascardi” se esconde todo un arco de inversores, capitales de especulación, lavadores de activos, fugadores de divisas, burócratas de los tres poderes del Estado, gente NYC (nacida y criada) que se alimenta del dinero público. Hablan del presunto peligro mapuche para no hablar de sí mismos. Exigimos discutir al capital, a los grupos económicos, a las instituciones del Estado, a toda la cadena de participación y encubrimiento de este conflicto, a los funcionarios públicos que se prestan a ser verdugos.

Bullrich llega a Bariloche semanas después del fracaso del senador Weretilneck por responsabilizar al pueblo mapuche por los últimos incendios en el noroeste de Chubut. En el escenario provincial, la ex ministra corre por derecha Juntos por Río Negro por quien representa el programa del neoliberalismo que incluye la represión, pero sobre es la mercantilización del agua, del suelo, de la reserva genética, de las áreas bajo administración de Parques nacionales, de todas y cada una de las formas del neoextractivismo.

Hace unas décadas la derecha argentina usaba la consigna “Dios, Patria y Familia”. La neoliberal es pagana así es que puja por tierra, propiedad privada y seguridad jurídica.

Esta coalición es mucho más que el PRO. Es la representación de los sectores dominantes más allá de los partidos, avanzando sobre todas las debilidades y limitaciones de esta democracia. El conflicto de fondo no lo resuelve ni el grupo Albatros, ni la justicia, ni organismos como Parques Nacionales que son parte del problema y parte del botín.

Repudiamos tanto a Bullrich como a sus cortesanos. Pero, sobre todo, llamamos a pensar a fondo realmente qué vino a hacer al Nawel Huapi.

Memoria, verdad y justicia por Santiago y Rafita
Cese de persecución a Lautaro
Reconocimiento del derecho de los Pueblos Originarios a regresar al territorio
Cese de los desalojos de los barrios populares

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico