Redacción Canal Abierto | Integrantes de la Asamblea El Algarrobo en Andalgalá, Catamarca denuncian que continúan las persecusiones contra ellos y exigen la libertad de los detenidos durante los allanamientos ocurridos entre el lunes y la noche de ayer. Entre las personas detenidas se encuentran mayores de 70 años.

Las primeras detenciones se desarrollaron durante el mediodía del lunes. Con 25 allanamientos , se produjeron las primeras 8 detenciones. Tras dos jornadas de vigilancia y hostigamiento a referentes de la lucha contra la megaminería, ayer se produjeron nuevos procedimientos de manera violenta en domicilios particulares, con el saldo de 3  nuevas detenciones. En ninguno de los casos se hicieron de manera pacífica. Los procedimientos incluyeron destrozos en las viviendas particulares.

Los detenidos son Enzo y Augusto Brizuela, Sara Fernandez, Matías Paz, Damian Abel, Aldo Flores, Ailen Saracho Diamante, el músico Jorge Ramos, Eduardo Villagra, Walter Mansilla y Martearene. Hoy a las 18 se realizará una acción vía Twitter exigiendo su liberación.

Las acciones se produjeron por orden de la fiscal subrogante de Andalgalá, Soledad Rodríguez, en el marco de la causa iniciada tras los incidentes producidos el sábado en las oficinas de la minera Agua Rica, propiedad de las multinacionales Yamana Gold,Glencore y Newmont y en un local del Partido Justicialista. La causa es instruida por el juez Rodolfo Cecenarro, quien manifestó públicamente que quería ver preso a uno de quienes hoy está detenido.

Estos hechos se produjeron en el marco de una movilización en contra del ingreso de maquinarias de la empresa en la zona del Nevado del Aconquija. Desde la asamblea denuncian que ese emprendimiento megaminero triplica en envergadura al de Minera la Alumbrera.

En el marco de una multitudinaria marcha se produjeron ataques vandálicos en las sedes tanto de la minera como del partido de gobierno. Los manifestantes niegan que las situaciones hayan sido provocadas por gente de su organización. También señalan la falta de presencia policial en esos lugares, al tiempo que el resto de la movilización fue seguida por numerosos efectivos. Tampoco fue escaso el personal a la hora de los allanamientos y denticiones. También destacan la demora del cuerpo de bomberos para acudir a los lugares en situación de incendio.

Consultada por Canal Abierto sobre la situación de los detenidos , la asambleísta Rosa Farías contó que “hay algunos cque están golpeados. Hay otrosos de más de 70 años que están en las mismas condiciones de los demás. Nosotros no tenemos protección de ningún estamento. En la parte de política todos están en silencio, sólo lamentan los vidrios rotos y las cosas quemadas. Estamos muy tristes y conmovidos, pero a la vez firmes porque sabemos que no tenemos otra opción”.

Lejos de menguar, en declaraciones a los medios efectuadas en el día de hoy, la fiscal anunció que se estaban preparando nuevos allanamientos. Desde la asamblea denunciaron que en distintos puntos del departamento provincial, concurrentes a movilizaciones y caminatas contra la megaminería advirtieron ser objeto de vigilancia por parte de móviles policiales, particulares y hasta drones.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico