Redacción Canal Abierto | Este lunes 20, la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Tierra inició un acampe en Plaza Congreso para exigir avances en el tratamiento de la Ley de Acceso a la Tierra. Hasta hoy, en el acampe se desarrollarán varias actividades como un verdurazo, feriazo, charlas y talleres.

“Ahora más que nunca, el pueblo necesita medidas concretas para poder acceder al alimento a través de precios justos, y para eso es fundamental bajar y controlar los precios de la canasta alimentaria. Una de la medidas concretas que nosotras y nosotros proponemos es el acceso a la tierra a través de esta Ley para que las familias productoras puedan acercar alimento más económico y saludable para todos los argentinos”, expresó Rosalía Pellegrini, vocera de la UTT.

Agustín Suárez, también vocero del gremio agregó: “El modelo tóxico del agronegocio no está pensando en el hambre del pueblo, es el campo concentrado que no alimenta, que no reparte las extraordinarias riquezas de las exportaciones de estos últimos años y que contamina el medio ambiente. En contraposición a eso, somos miles de campesinos y campesinas que proponemos otro modelo, el del campo que alimenta a través de la agroecología y el acceso a la tierra, para lograr la soberanía alimentaria en nuestro país.”

Por su parte, Maritza, productora agroecológica de La Plata, dijo: “La mayoría de los productores que vivimos alrededor de los cinturones frutihortícolas no tenemos tierra, la alquilamos y no tenemos la seguridad de estar mucho tiempo en ese lugar, ya sea porque se vende o porque la ciudad avanza. No tenemos un contrato de alquiler por lo que no se puede construir una vivienda segura. Al tener la seguridad de que vas a estar muchos años vas a poder cuidar la tierra, el ambiente, la salud, y al ser una producción agroecológica también disminuye la inversión porque no se usa agroquímicos”.

En Argentina, sólo el 13% de la tierra está en manos de pequeños productores que producen más del 60% de alimentos que circulan en el mercado interno, mientras que el 1% de las empresas agrarias controlan el 36% de la tierra cultivada en nuestro país. “El proyecto de ley propone un sistema de créditos blandos tipo Procrear Rural para que las familias campesinas puedan acceder a terrenos aptos para producir alimentos de un modo sustentable y habitar en una vivienda digna”, explicó Lucas Tedesco, vocero de la UTT.

El proyecto de ley cuenta con estado parlamentario: en mayo las comisiones de Agricultura y Asuntos Legislativos de la Cámara de Diputados de la Nación lo trataron pero sin llegar a un dictamen. La propuesta de ley se había presentado en octubre del año pasado en el Congreso de la Nación junto al ministro de Agricultura Luis Basterra, el entonces ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo y la presidenta del bloque de diputados del Frente de Todos Cecilia Moreau.

La organización de la UTT tomó fuerza estos últimos años a través de actividades como estas que pusieron en agenda la importancia de repensar la calidad de los alimentos que ingerimos y que es posible una distribución de la tierra que asegure una producción libre de químicos, y sobre todo, que genera trabajo genuino e ingresos a quienes trabajan la tierra.

“La organización resuelve desde problemas de producción hasta aquellos de tipo familiar como la violencia. Personalmente me formé haciendo agroecología, trabajo y vivo de eso. Hoy hay más comunicación y buscamos la solución a los problemas entre todos y se generó una gran comunidad”, afirma Maritza.

Esta tarde, en el Día de la Primavera, el acampe tendrá su cierre con un festival que tendrá a figuras como Eruca Sativa, Susy Shock y Sudor Marika, entre otros artistas.

 

Fotos: Juan Alaimes

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico