Redacción Canal Abierto | Según el informe de la Dirección de Estadísticas e Información en Salud (DEIS), dependiente del Ministerio de Salud de La Nación, más de 70.000 adolescentes tienen una hija o hijo cada año, y siete de cada diez de estos embarazos no han sido intencionales.

Entre las menores de 15 años, los números aumentan a ocho de cada diez, y en buena medida, esto es consecuencia de abuso y violencia sexual. Por su parte, el Sistema Informático Perinatal (SIP), que releva el 80% de las maternidades públicas del país, indica que el 29% de las adolescentes fue madre por segunda o tercera vez antes de los 20 años.

En este marco, y con el objetivo de contribuir a la prevención del embarazo no intencional en la adolescencia, en 2019 se creó la campaña #PuedoDecidir, que esta semana fue relanzada. Es impulsada por la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), en conjunto con la Red Nacional de Jóvenes y Adolescentes para la Salud Sexual y Reproductiva (RedNac); Amnistía Internacional Argentina; FUSA Asociación Civil; el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA); Fundación Huésped; Fundación Kaleidos; Las Otras Voces; Intercambios; Xango y Doncel.

A diferencia de ediciones anteriores, en esta forma parte también el Ministerio de Salud de la Nación. Los ejes de este año fueron co-creados con jóvenes, y el material de la campaña, de contenido virtual, se basa en cinco spots audiovisuales sobre cuatro ejes clave: métodos anticonceptivos y de cuidado; placer y consentimiento; acceso a la información para decidir libremente; acceso al conocimiento de derechos IVE/ILE.

“Lo que sucedió este año fue superador de otras campañas, por la participación activa de los jóvenes en el diseño de la campaña, de los spots, de los mensajes. Creemos que esta es la forma más efectiva de que puedan interpelar a sus pares, con mensajes que para ellos son relevantes”, señaló Lucila Galkin, coordinadora de Género en Amnistía Internacional Argentina.

El último eje de trabajo sobre IVE/ILE se incluye por primera vez con información clave para el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo, tras la sanción de la Ley Nº 27.610, que entró en vigencia el 24 de enero de este año. “Creemos que uno de los desafíos más grandes que se presentan es la falta de acceso a la información y que no se puede ejercer un derecho que se desconoce”, resaltó Galkin.

También destacó que con esta campaña “se busca promover que los jóvenes tengan sus inicios en la vida sexual y primeros encuentros consensuados, placenteros, que tengan acceso a la información, que se puedan derribar falsas creencias que hay alrededor de la sexualidad”.

Y agregó: “No sólo queremos hacer foco en la prevención si no también poner sobre la mesa el consentimiento, el placer, el poder disfrutar de las relaciones sexuales sin que haya un tabú alrededor de estos temas”.

Cada día, en nuestro país, hay cinco niñas que entran a una sala de parto y la mayoría de estos embarazos son producto de abusos sexuales. “También hay un nivel alto de repitencia de embarazo no intencional, ya que el 30% de las adolescentes vuelven a quedar embarazadas antes de cumplir 20 años. Esto habla de una falta de acceso al servicio de salud sexual y reproductiva, a consejerías, a métodos anticonceptivos, y por supuesto a una Educación Sexual Integral”, finalizó la referente de Amnistía Internacional.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico