Redacción Canal Abierto | Luego de 9 años, el Astillero Río Santiago volvió a poner un barco en el agua. Se trata de la Lancha de Instrucción de Cadetes de la Armada (LICA) “Ciudad de Ensenada”, que fue diseñada de manera exclusiva para la Armada Argentina y cuya botadura se realizó esta mañana con un acto encabezado por el Gobernador de la provincia Axel Kicillof.

De la ceremonia también participaron el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa, el titular de la cartera nacional de Defensa, Jorge Taiana, el intendente de Ensenada, localidad en la que se emplaza el astillero, Mario Secco, su par de Berisso, Fabián Cagliardi, el presidente del establecimiento Pedro Wasiejko, los secretarios de ATE provincial Oscar de Isasi y de la seccional Ensenada, Francisco Banegas, el jefe de la Armada, vicealmirante Jorge Guardia y la primer candidata a diputada nacional por el Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz.

La puesta en funcionamiento de esta lancha de 36 metros de eslora que la Armada utilizará con fines de instrucción  implicó el trabajo de 500 personas entre ingenieros, técnicos y operarios de distintas áreas y fue celebrada como el fin de la parálisis al que fue sometido el astillero durante el gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. El ex presidente había llegado a decir que la única solución que había era dinamitarlo.

En tal sentido, en un tramo de su discurso, Kicillof recordó que “durante mucho tiempo este astillero fue noticia por los intentos de destruirlo y privatizarlo, pero también por la lucha y la resistencia de sus trabajadores. Ahora el Astillero Río Santiago vuelve a ser noticia por los barcos que construye y por el trabajo de primera calidad que realizan sus operarios y sus directivos junto a la Provincia”.

En la misma dirección, Taiana subrayó que “la existencia de este astillero, así como buena parte de la Argentina industrial, es el resultado de la lucha de los trabajadores y las trabajadoras. La producción para la Defensa es una de las prioridades de nuestro Gobierno: queremos lograr que una parte importante de sus elementos cuenten con tecnología propia”.

“Después de 30 años sin proyectos con la Armada, hoy estamos llevando adelante dos embarcaciones, fruto de la resistencia de los trabajadores que lucharon para que este astillero continuara abierto y recuperando nuestra industria”, dijo durante su alocución Banegas. “Hoy tenemos un gobierno de la provincia que se comprometió a reactivar el astillero y lo está haciendo, devolviéndonos los derechos al retomar las obras que habían sido paralizadas”, agregó el dirigente de los estatales ensenadenses.

Por su parte, Wasiejko remarcó que “hoy estamos hermanados con el resto de los actores del sector, con la iniciativa necesaria para reactivar una industria naval que genera trabajo, riqueza y divisas, y que cuenta nuevamente con apoyo del Gobierno y diálogo con sus trabajadores, elementos fundamentales generar consensos y obtener los resultados”.

Esta botadura forma parte de una saga que pone en relieve el impulso que toma el ARS. El viernes pasado, junto a su par nacional Tandanor firmaron un convenio de cooperación con referentes de pequeñas y medianas empresas. El fin es que éstas puedan participar de los procesos de compra y ser proveedores de las plantas navales así como también que éstos puedan proveer a las pequeñas y medianas empresas.

“De esta manera se busca mejorar la competitividad de la cadena de valor nacional, sustituir importaciones, promover la capacitación y recuperar el capital social de las PyMES y empresas autogestionadas”, concluía el comunicado con el que se anunció el convenio.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico