Redacción Canal Abierto | Charly García y Federico Moura nacieron el mismo día: 23 de octubre de 1951. Dos personas que dejaron al rock argentino de una forma distinta que la que lo encontraron llegaban al mundo con unas horas y kilómetros de distancia. Fuera de esa coincidencia de calendario, sus caminos tardarían décadas en encontrarse y ni siquiera dejarían plasmada una obra conjunta.

Cuando Wadu Wadu, primer disco de Virus llegó a las bateas, García era un ineludible de la escena. Con el disco de los platenses el sonido new wave irrumpió en nuestro país. Las huestes rockeras cuyos oídos habían sido en parte formados por las bandas de García no recibieron muy bien la nueva propuesta y el grupo recibía objetos arrojados desde el público en señal de desaprobación. Situaciones similares había atravesado García cuando daba los primeros pasos con Serú Girán, el supergrupo que completaban David Lebón, Pedro Aznar y Oscar Moro.

Pero para el momento en que irrumpe Virus, García ya cantaba con Serú Giran Mientras miro las nuevas olas en la que el título de la canción era completado con el verso “yo ya soy parte del mar”. En febrero del 82, antes de anunciar el tema gritó “¡Viva Virus!”. “Creo que Charly siempre estuvo un paso más adelante de todos. Y estaba al tanto de la New Wave, que era algo que estaba sucediendo afuera con Devo y B52”, recuerda en diálogo con Canal Abierto Damián Carcacha, periodista y responsable de Sin disfraz, el libro que recrea la vida del cantante de Virus a partir de distintos reportajes.

El Festival por la Solidaridad Latinoamericana vio a los nacidos el mismo día en veredas opuestas en torno a la participación. Mientras García se subió al escenario de Obras acompañado por Lebón, Raúl Porchetto, León Gieco y Nito Mestre, Virus fue la única banda con disco editado hasta ese momento que se negó a participar del evento con el que la dictadura se montaba en la guerra de las Malvinas para acercarse al público joven. De todas maneras, el rechazo era hacia el régimen que había hecho de Jorge Moura, hermano mayor de los integrantes del grupo, uno de los 30.000 desaparecidos y no con los artistas que participaron. Fotos muestran a los Moura en camarines del estadio de Núñez en momentos en los que acompañaban tras bambalinas a camaradas artistas.

En los albores de los 80, los primeros pasos solistas de la carrera de García son acompañados por el espaldarazo a bandas que formarían parte del soundtrack del retorno de la democracia a nuestro país: así fue como el hombre del bigote bicolor produjo los debuts de Los Twist y de la nueva formación de Los Abuelos de la Nada, al tiempo que invitaba a Suéter como telonero de la presentación de Yendo de la cama al living en el estadio de Ferrocarril Oeste en Caballito. Pero para ese momento, Virus ya había despegado y no calificaba como banda nueva como para participar de ese ámbito.

“El punto de encuentro fue en Obras en noviembre de 1987 con Charly viendo a Virus, después que Federico lo vio en el Gran Rex presentando Parte de la religión. Ellos comentaban que lo de Charly estaba más para Obras y Superficies de placer, para un teatro. Yendo a la parte de los discos, creo que Clics modernos del 83 y al otro año Relax son puntos de encuentros musicales muy grandes”, rememora Cachara.

En el aspecto musical, tras editar con Virus Superficie de placer, Moura comenzó a delinear los demos de un posible trabajo solista que nunca grabaría. Esas grabaciones vieron la luz con el auge de la música compartida en mp3 vía internet. Al no ser un material oficial se desconocen los créditos de quienes participaron de las grabaciones, pero no son pocos quienes dicen reconocer el estilo García en los teclados.

“Cuando Federico estaba grabando canciones después de Superficies de placer lo invitó a tocar el piano en una grabación y tenía la idea de hacer algo con él en un futuro. No sé si hubiera sido un disco pero estaba la idea de hacer algo juntos”, cuenta Cachara. La historia no suena descabellada si se tiene en cuenta que esa época de la carrera de García estuvo marcada por proyectos colaborativos como los Tango con Pedro Aznar y el frustrado Tango 3 al que se agregaba Gustavo Cerati y otro disco junto a Luis Alberto Spinetta.

En el mismo sentido se expresa Fernando Sánchez, quien junto a Daniel Riera escribieron Virus Una Generación y García. 15 años de entrevistas con Charly. (1992-2007). “Charly participó tocando algunas cosas y también Pedro Aznar. Y ahí hay una historia rara. Porque cuando empezaron a dar vueltas por Youtube Aznar primero dijo que sí y después dijo que no. También alguien de la familia de los Moura dice que no, pero después Charly dijo que sí. Y esa grabación, si la escuchas, tiene bastante de Charly y tiene mucho de Pedro. Uno tiende a pensar que en realidad como son grabaciones caseras y muy primitivas, sin ninguna clase de producción y que por ahí están tocadas de manera medio improvisada, Pedro Aznar dice que no son de él, pero la verdad es que todo suena muy parecido. Algunos suponen que debería ser algo producido por ellos”, expresó también ante Canal Abierto.

Federico Moura falleció víctima del HIV a los 37 años, en diciembre de 1988. Un año después Virus publicó Tierra del Fuego, un disco compuesto por el vocalista original pero que su delicada salud le impidió grabar, delegando la voz en su hermano Marcelo. Un año después, la banda se separó. Tras formar parte de Aguirre junto a Marcelo Moura hasta 1995, el baterista de Virus Mario Serra batió los parches en la banda de García entre los años 1997 y 2002.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico