Redacción Canal Abierto | El domingo se realizan los comicios que definirán la conformación de las cámaras de diputados y de senadores a partir del 10 de diciembre y durante la segunda mitad del gobierno de Alberto Fernández. El escenario en el que se llega a este punto es de adversidad para el oficialismo, que en las primarias celebradas el 12 de septiembre quedó diez puntos porcentuales por debajo de la principal coalición opositora y 18 debajo del porcentaje con el que llegó a la Casa Rosada hace dos años.

El politólogo Andy Tow aventuró en diálogo con Canal Abierto que “las primarias de septiembre se pueden tener como la contracara o el espejo lo que sucedió en agosto de 2019 en las primarias que perdió Macri, en el sentido de que todo el voto bronca o de rechazo de la gente que estaba realmente con ganas de expresarse en contra del gobierno, sea Macri en 19 o ahora Alberto Fernández, lo hicieron en las primarias. Entonces hubo una suerte de agotamiento del voto contrario a Alberto Fernández que llegó a un techo. Es también lo que sucedió en la primaria del 2019: el voto a Alberto Fernández llegó a un máximo que se podría comparar con el voto nacional, y en el 2015 de la era del balotaje”.

Tow evaluó que otro factor que jugará en esta jornada electoral tiene que ver con un aumento en la asistencia. “El nivel de participación en las primarias fue bajo particularmente bajo por la pandemia. Si habitualmente ronda el 73 ó 76% del padrón, en este caso, por la pandemia, fue del 66%. Si uno piensa en términos de la vacunación y el Gobierno hizo bien los números, tenemos actualmente un 70 u 80% de la población vacunada, es mucho más probable que la gente vaya a votar con más intención”, remarcó.

Por el lado de la oposición, Tow introdujo la cuestión de los votos que sumaron en internas por parte de listas que quedaron relegadas. “Hay cierta tendencia que uno puede ver en las elecciones anteriores que cuando hay una interna en una primaria se tiende a sumar más votos en términos porcentuales que si va a un en una lista unificada. Eso pasó en 2013 en Capital Federal con Unen, que había ganado la primaria pero después perdió a la general con el Pro. O el Frente de Todos en 2019 que había sacado una buena cantidad de votos en muchos municipios con una interna, pero después supongo que hubo heridos y no preservaron esa sumatoria”, sostuvo.

Y planteó la focalización del interés en las provincias que eligen senadores. “La diferencia de bancas en diputados que uno proyecta por las PASO no es tan importante como la que se proyecta en el Senado. De repetirse los resultados de la PASO sería una alteración importante del Senado porque el Frente de Todos perdería el quórum propio. Pero el Senado no se juega en distritos grandes, se juegan en distritos como La Pampa o Chubut”.

Otro análisis que abordó el politólogo es la emergencia de las propuestas híper liberales encarnadas por los candidatos nóveles autodenominados libertarios José Luis Espert y Javier Milei. Sobre este sector, Tow evaluó que “más allá de la retórica o incluso la falta de unidad formal que puedan llegar a tener no van a diferenciarse demasiado de la principal oposición”.

“Mi hipótesis es que esta derecha libertaria en realidad es una interna que hay  dentro de Juntos. La parte libertaria ha sido fundacional al macrismo y hasta ha estado desde el principio ahí. Lo que sí creo es que van a tener una posición de chantaje o definitoria en el sentido de que su posición va a orientar en cierta medida el voto de Juntos”.

Sobre el crecimiento del espacio en vastos sectores de los conglomerados urbanos, sostuvo: “La única explicación que encuentro es esta desesperación por la inflación y la idea de `hagan lo que tienen que hacer´. Yo me acuerdo de la época de Menem, cuando realmente la sociedad que estaba tan hastiada y tan golpeada por el estallido social y por la hiperinflación que finalmente compró soluciones fabricadas afuera sin mucha crítica y se aferró a ellas como si fueran la solución durante 10 años”.

“El temor es el crecimiento de este discurso de eliminar indemnizaciones o de reducir la protección social y todas estas soluciones que aparecen cuando la sociedad realmente está hastiada y cansada. También puede tener bastante que ver con la pandemia, porque eso realmente ha cambiado mucho la percepción de muchas cosas y ha favorecido cierta desesperación”, agregó

Cuando el lunes próximo se sepa finalmente quiénes se sentarán en ambas cámaras del Congreso, tácitamente habrá iniciado otra carrera electoral: la que culmina en los comicios que en 2023 y definirán el premio mayor, la Presidencia de la Nación. ¿Cómo influirán los resultados del domingo de cara a esa campana de largada?

“Lo que hay que resolver en primer lugar es la interna del Frente de Todos. Hay que evaluar las probabilidades de reelección, cuán centrado está el gobierno actual dentro del Frente de Todos y cuáles son las distintas candidaturas o proyectos que pueden darse dentro de ese marco”, sostuvo Tow.

“Obviamente, si el Gobierno tiene un mal desempeño en las legislativas y se encuentra con problemas y tiene que adoptar un programa más cercano a la oposición o tiene que negociar con la oposición, me parece que las probabilidades de reelección de Fernández son menores que si tiene un resultado aceptable“, concluyó

 

 

 

 

 

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico