Canal Abierto Radio | Luego de los resultados electorales del domingo 14 de noviembre donde la alianza Juntos obtuvo mayoría de votos, el Frente de Todos (FdT) perdió el quórum propio en el Senado pero recuperó votantes en comparación a las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obigatorias (PASO). Esto se vio reflejado en los comicios, lo que fue celebrado por las y los referentes del frente oficialista a nivel nacional pero ¿Cuál es el panorama político, social y económico en que se encuentra la sociedad argentina luego de las elecciones legislativas?

“Si bien se pierde el quórum en el Senado, se pierde por apenas dos senadores y hay capacidad de acuerdo con fuerzas provinciales que permiten dominarlo; y al mismo tiempo en el Senado de la provincia de Buenos Aires sobre el cual no se tenía control ahora se logra controlarlo, es decir, se recuperan condiciones de gobernabilidad que de alguna manera se habían perdido en el resultado de las PASO, pero esto no quita el hecho de que se perdió en los principales distritos de la Argentina y que es una derrota nacional que revela un nivel de malestar social sumamente importante que no se ha resuelto y que está en el centro la posibilidad de recuperar la perspectiva de un apoyo mayoritario y masivo para la continuidad del 2023”, sostuvo Claudio Lozano, Director del Banco Nación (BNA), dirigente de Unidad Popular e integrante del FdT, en comunicación con Canal Abierto Radio.

Igualmente, aclaró que “confundir una recuperación que permitió volver a tener en manos del FdT los resortes gobernabilidad institucional con que se haya resuelto el problema de relación con el movimiento popular en Argentina, con la situación social y lo que tenemos por delante sería un craso error“. El festejo del domingo en los bunkers de partido oficialista “tenía que ver con el punto de partida que fue la paliza electoral sufrida el 12 de septiembre”, lo que relacionó con el “ausentismo” por parte de la sociedad que “no le dio importancia a las PASO porque están enojados, por apatía, desilusión o por lo que fuere; pero la aparente evidencia de que eso podía ser un pasaporte inmediato a la gestión Juntos por el Cambio (JxC) provocó reacción para ir a votar en la generales”, donde hubo un crecimiento de votantes de 5 puntos con respecto a las primarias.

El economista, indicó que “efectivamente la Argentina se recuperó desde el segundo trimestre del 2020”: “Hasta ahora hubo una recuperación de la actividad económica importante pero la verdad es que cuando uno mira los datos de la distribución del ingreso y la fuerza laboral los trabajadores de la Argentina se ve cuánto le transfirieron en el marco de ese proceso de recuperación de la actividad económica al sector empresarial más concentrado. Prácticamente la misma deuda qué Mauricio Macri tomó y con la que hipotecó el futuro de la Argentina es lo que en el proceso vivido el último año y medio se le transfirió a los sectores más concentrados del empresariado por parte de quienes trabajan”, dio a conocer Lozano.

Y aseguró: “Hubo una ampliación monumental de la desigualdad, dónde los trabajadores han perdido y el excedente empresarial creció aproximadamente unos 15 puntos porcentuales”, y remarcó: “Son 56 mil millones de dólares prácticamente el 11, 3% del producto de transferencias que ampliaron la desigualdad en Argentina y que son las que explican la desilusión y la minimización que desde el conjunto de los sectores populares se siente a la hora de evaluar las condiciones de vida que está teniendo nuestro pueblo”.

En este sentido, resaltó la importancia de la discusión y el tipo de relación que se propondrá con el Fondo Monetario Internacional (FMI): “El Presidente Alberto Fernández planteó en su discurso de ayer que van a llevar un plan económico plurianual con el resultado de las negociaciones que se vienen teniendo con el organismo. Ahí vamos a ver de qué estamos hablando porque lo que se suele conocer como los acuerdos de facilidades extendidas que suele otorgar el fondo monetario es difícil combinarlo con una estrategia de redistribución del ingreso, de mejora del mercado interno, de recuperación de la actividad económica con la inclusión social que necesitamos. Habrá que ver cuáles son esos avances que el Gobierno dice haber hecho pero ciertamente ahí se juega buena parte de la historia porque no hay precedentes de acuerdos benignos con el FMI”, expresó el presidente del BNA.

Y agregó: “Sabemos que el plazo a diez años no se ha modificado. No existe el principio de quita de capital que es lo que se debería hacer en caso de que no haya una ampliación muy importante del plazo. Y suponer que el tema se resuelve solamente con bajar las tasas que nos va a cobrar el Fondo es una variante complicada. Sobre todo porque lo que aparece también de la mano de este tipo de acuerdos son las condicionalidades: las metas que te suelen establecer en materia de política y económica, que son metas de superávit comercial, de equilibrio fiscal, metas monetarias y demás. Es ahí dónde se juega buena parte de la perspectiva futura y el FdT tiene el compromiso de devolverle a la sociedad Argentina una estrategia de desarrollo con justicia social“.

En cuanto a la falta de mayoría del oficialismo y la composición bipartidista en las dos cámaras, sostuvo que “dependerá de la estrategia del oficialismo” pero que “en términos legislativos no está peor porque tiene tres diputados más, o sea que en este sentido está más cerca del quórum que lo que estuvo durante estos dos años. Ahora lo que viene es la capacidad de encontrar aliados en el marco de un sendero de construcción de un proyecto de transformación“.

Lozano, destacó la presencia de la Izquierda en las bancas luego de estas elecciones que a pesar de haber demostrado un avance de la derecha, también ha reflejado un acompañamiento social para que los y las candidatas del Frente de Izquierda de Trabajadores Unidos (FIT-U) haya alcanzado cuatro lugares en el Senado bonaerense, “algo histórico” como han remarcado desde el mismo partido, y “algo que el Gobierno debería aprovechar para negociar”, como aconsejó Lozano.

En cuanto a los “libertarios”, anticipó: “Va a ser un proceso bastante traumático al interior de JxC por el apriete que va a vivir a partir de la presencia de los libertarios en el Parlamento Nacional porque van a intentar expresar un nivel de confrontación muy importante y que probablemente asuste a muchos actores internos de la coalición, actores más ligados a la experiencia histórica del radicalismo o algunos sectores que incluso vienen de cierta trayectoria y que pueden verse fuertemente preocupados por el tipo de actitud que seguramente van a tener los cinco diputados de Milei y Espert”.

“Va a haber una tarea política para hacer, pero no veo que estemos más complicados en este sentido si hay capacidad de convocar a los principales sectores sociales que integran el FdT, si hay recuperación de la calle, de la movilización e integración en la gestión de estos actores y si hay claramente un rumbo definido en el que lo que se busque sea tener en claro por dónde tenemos que ir”, aseguró.

“Si se persiste estrategias de ajuste fiscal y monetario como las que hemos tenido desde octubre del año pasado hasta mediados de este año, yo creo que ahí sí podemos tener inconvenientes y podemos encontrarnos con sorpresas,  donde de repente en el parlamento los votos para acordar con el fondo en un sendero de ajuste encuentran de manera común a fuerzas del gobierno y fuerzas de la oposición”. “Me parece que ese no es el escenario que se trazo a partir del 2019 y es el escenario que no tendría que estar. Además, en el Senado si bien se perdió el quórum propio es un quórum fácilmente manejable con los partidos provinciales que en general han venido votando con el gobierno como es el caso de Neuquén y Río Negro”, concluyó.

Escuchá la entrevista completa:

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico