Redacción Canal Abierto |Las imágenes y sonidos de una reunión mantenida durante el gobierno de Maria Eugenia Vidal entre funcionarios provinciales, el intendente platense Julio Garro, el legislador Juan Pablo Allan y representantes del sector privado terminaron de dar veracidad a la idea de la existencia de una mesa judicial cuya finalidad era perseguir opositores políticos, sociales y, en el caso puntual, gremiales.

Si causas como la que mantiene prófugo al operador Pepín Rodríguez Simón dieron cuenta de esta práctica en la órbita nacional, por primera vez aparecen pruebas de que en la provincia de Buenos Aires también existía. Las pruebas fueron halladas en la AFI y motivó la presentación de una denuncia en sede policial por parte de su interventora Cristina Caamaño.

Los funcionarios provinciales que aparecen en el registro del encuentro s quienes entonces se desempeñaban como ministro de Trabajo Marcelo Villegas, el subsecretario de Justicia Adrián Grassi y el ministro de Infraestructura provincial, Roberto Gigante.

El sector privado está representado por Marcelo Jaworski, Director General de COPETRO; Fabián Cusini, constructor y organizador inmobiliario, presidente de AGRINECO; Fernando Sacrachi, Director de ACIP; Guillermo Moretto, Presidente del Colegio de Arquitectos de La Plata.

La frase que copó los trending topics en las redes sociales fue la afirmación de Villegas  “si yo pudiera tener una Gestapo, una fuerza de embestida para terminar con todos los gremios, lo haría”. También sobresalieron los planteos del mismo Villegas “tengo que modificar la ley 10.430, sacarles estabilidad a los empleados públicos de la provincia, cosa que por ahí dentro de 100 años un nieto mío lo vea” y de Garro pidiendo ” hablar claramente con la bala arriba de la mesa y contar lo que nos pasa”. Hasta el momento ninguno de los involucrados realizó ningún tipo de aclaración ni descargo al respecto.

Pero más allá de las frases en cuestión, lo que el video pone en evidencia es la existencia de una coordinación entre una parte del sector privado, los ejecutivos de dos instancias, provincial y municipal, aunque Garro afirma que el nacional también está en eje y, también según lo dicho por funcionarios, el Poder Judicial.

Luis Arias fue juez de la provincia y hoy es Concejal en La Plata, el distrito gobernado por Garro. En diálogo con Canal Abierto anunció que “de conformidad a la Ley Orgánica de las Municipalidades, vamos a impulsar una comisión investigadora en el ámbito del consejo para que evalúe la responsabilidad de Julio Garro y su eventual de destitución por encabezar la mesa judicial que procuró avasallar estos derechos laborales intentando también contra las organizaciones sindicales”.

“Esperamos que los concejales del oficialismo hagan valer su auto proclamada vocación republicana acompañando esa iniciativa y llevar adelante una comisión investigadora que evalúe la responsabilidad del intendente y su eventual destitución para terminar por todas con estas prácticas mafiosas que tanto daño han causado a las instituciones democráticas durante la gestión de Cambiemos”, agregó.

El titular de ATE Nacional Hugo “Cachorro” Godoy manifestó que el hecho “demuestra una vez más el carácter profundamente antiobrero, ilegal y persecutorio del gobierno de Macri a nivel nacional, y de Vidal en la provincia de Buenos Aires”.

 

Su par a nivel provincial Oscar De Isasi expresó que “en realidad ese vídeo viene a traer una prueba fílmica de lo que venía a sucediendo en la provincia Buenos Aires e imagino que en el país. Uno ve que ahí surgen ideas del pensamiento más autoritario de la Argentina. Y si es que hay un triunfo del pueblo argentino es que hasta quienes piensan y sienten como la dictadura militar se tienen que subordinar al voto popular. Ese es un verdadero triunfo del pueblo argentino porque si pudieran estos grupos estos y otros que por ahí no están en este video, si pudieran, sus objetivos los quieren lograr a sangre y fuego como quisieron alguna vez. Pero nuestro pueblo logró imponer la democracia como método”.

Más allá de que los mecanismos no llegaron a instancias como las que manifiesta Villegas en su sueño húmedo, los entrevistados expusieron que situaciones de persecución en distintas instancias. Arias fue destituido como juez a partir de denuncias que imagina originadas en ámbitos como los que se ven en el video.

“El juzgado a mi cargo era un juzgado que estaba al día, que no tenía denuncias de ningún particular. El único denunciante mío fue (el procurador bonaerense nombrado por Vidal) Julio Conte Grand, que también hace muy poquito tiempo se reunió con el líder de la oposición Mauricio Macri en un conocido restaurante de de Buenos Aires. Así que estos vínculos que se están blanqueando existían  y seguramente han tenido que ver con mi destitución también“, sostuvo el actual edil platense.

De Isasi coincidió con que durante su mandato al frente del gremio que confrontaba con las políticas implementadas por la gobernación de Vidal “se sintió sí como una persecución. Pero no una persecución donde algún personaje malvado se ensañaba con algunas personas de la provincia de Buenos Aires,  sino una persecución dentro de una estrategia que desplegó Juntos por el Cambio para poder destruir las organizaciones populares, en especial las organizaciones sindicales. Porque sin ningún lugar a dudas eran y son un obstáculo para  avanzar en el proyecto neoliberal de mayor concentración de riqueza de moldear el estado de función de que sea gendarme de los poderosos y por supuesto todo esto en detrimento de las mayoría populares”.

Godoy sostuvo que lo reflejado en el video “muestra la perversa asociación entre dirigentes políticos de estos sectores reaccionarios de la derecha tradicional en la Argentina con jueces sin ningún tipo de decencia, y con empresarios que en lo único que piensan es en acrecentar sus tasas de ganancia, destruyendo cualquier forma de participación gremial que le ponga límite a su ambición desmedida”.

“Es la misma situación que se expresa hoy cuando Rodríguez Larreta dice que quiere hacer ley un decreto de Onganía para flexibilizar todas las relaciones laborales, o cuando la dirigencia de la Asociación de Empresarios Argentinos (AEA), el sector más concentrado de la economía argentina, promueve la liberación absoluta para que se despidan trabajadores sin ningún control y límite por parte del Estado”, apuntó.

 

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico