Redacción Canal Abierto | El Gobierno convocó a reunión a la Sociedad de Pediatría para analizar el bajo porcentaje de vacunación en chicos y chicas de 3 a 17 años. La inquietud surge del 57% de niños en el país que aún no cuentan con las dos dosis de vacunas contra el COVID-19.

Pese a que más del 73% de la población completó su esquema de vacunación y hay un 16,4% con la tercera dosis de refuerzo, preocupa la demora de los niños no vacunados ante la explosión de casos con las variantes Delta y Ómicron.

La vacunación en niños empezó en las primeras semanas del octubre pasado. Durante el lanzamiento oficial se distribuyeron 2.006.300 dosis de vacuna Sinopharm y el Ministerio de Salud informó que había “9 millones de dosis en stock exclusivamente destinadas a garantizar la vacunación pediátrica”.

Previo a este lanzamiento, la Sociedad Argentina de Pediatría hizo un planteo sobre la falta de información disponible sobre la vacuna china Sinopharm. En noviembre, la SAP respaldó públicamente la aplicación de este inoculante en niños, niñas y adolescentes.

“La vacunación contra el coronavirus en niñas, niños y adolescentes, es una estrategia que comenzó a aplicarse en diversos países, siendo una herramienta que no sólo beneficia a quienes la reciben, sino que contribuye a lograr protección comunitaria. La vacuna demostró ser segura y efectiva en estos grupos, en particular la vacuna Sinopharm utiliza una plataforma conocida (virus inactivado), similar a otras vacunas de Calendario”, afirmó la SAP en su comunicado.

El porcentaje de vacunación se estancó en el último mes, y esto representa una alerta para la Sociedad. El 33,2% de los niños aún no recibió la primera dosis de vacuna, según el Monitor Público de Vacunación de la cartera de Salud. El 23,6% había recibido la primera dosis, y el 43% ya tiene el esquema completo.

Dos semanas atrás, desde el Hospital Garrahan también alertaban el aumento cuadriplicado de las internaciones pediátricas por Covid, con un 70% de las mismas por falta de vacunación o esquema incompleto.

Te puede interesar: Aumentan las internaciones de menores por Covid

La población pediátrica representó el 8.8% del total de los casos confirmados desde el inicio de la pandemia en nuestro país. Desde agosto del año pasado, fueron creciendo los niños con el diagnóstico de COVID-19. De ser afectados, pueden desarrollar el Síndrome Inflamatorio Multisistémico temporalmente relacionado a COVID-19 2 a 6 semanas después de haber padecido la infección. También hasta el 15% de los niños sufrir las secuelas del COVID-19 a largo plazo, que se llama “COVID prolongado o Post Covid”.

“Se espera una mayor transmisibilidad por la variante Ómicron, aumentando probablemente el número de casos, incluidos los casos graves. Por eso la vacunación de niños y adolescentes adquiere mayor relevancia dado el impacto de COVID-19 y el padecimiento de niños adolescentes en la salud mental y emocional debido a las medidas para mitigar su propagación”, expresó la Asociación Internacional de Pediatría (AIP).

Y agregó: “Varios países extendieron la aplicación de las vacunas COVID-19 a los niños. La AIP, a través de la voz de más de un millón de pediatras, apoya y recomienda la vacunación de los niños, siempre que las vacunas estén aprobadas por las autoridades regulatorias y recomendadas por los Grupos Nacionales de Asesoramiento Técnico sobre vacunas y anima al mejor acceso datos al público y publicación mediante la revisión por pares”.

En tanto, la SAP y el Ministerio de Salud de la Nación aunaron criterios y señalaron:

  • El propósito de la Campaña Nacional de Vacunación es disminuir la morbilidad-mortalidad y el impacto socio-económico ocasionados por el SARS-CoV2 en el país. Para ello, es necesario avanzar hacia la vacunación del 100% de la población objetivo.
  • Al igual que con cada vacuna utilizada en personas de mayor edad, la evaluación de la seguridad y la inmunogenicidad de la vacuna SINOPHARM para ser utilizada en niños y niñas fue minuciosamente llevada a cabo por la agencia regulatoria nacional, ANMAT, cuya jerarquía, prestigio y experiencia son mundialmente reconocidos.
  • Si bien la infección por SARS-CoV 2 tiende a ser más leve en niños y niñas que en otros grupos poblacionales, estos también pueden enfermar gravemente, requerir internación y ocasionar secuelas o muerte. Este riesgo se ve incrementado en casos de afecciones subyacentes. Si esta población se infecta con este virus puede llegar a desarrollar complicaciones posteriores graves como el síndrome inflamatorio multisistémico, una afección que afecta a diferentes órganos del cuerpo (corazón, pulmón, órganos gastrointestinales, entre otros).
  • Además del beneficio individual de la vacunación, vacunar a niños y niñas otorga un beneficio colectivo ya que disminuye la transmisión de virus y contribuye a la inmunidad de la población.

¿Qué beneficios tiene la vacunación de los niños y niñas en esta etapa de la campaña de vacunación?

  • Protege a los miembros de la familia que aún no pueden ser vacunados (por ejemplo hermanos menores) y otros familiares que tienen un mayor riesgo de enfermar gravemente si contraen el virus.
  • Mantiene al sistema sanitario sin riesgo de saturación y colapso al disminuir el número de personas que pueden enfermarse gravemente en el caso de contraer COVID-19.
  • Mantiene la presencialidad en las escuelas y permite participar de manera más segura en actividades deportivas, artísticas, juegos y otras actividades grupales.
  • Reduce el número de personas susceptibles al contagio y por lo tanto la circulación viral de las nuevas variantes del virus.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico