Redacción Canal Abierto | Con el acuerdo con el FMI como espada de Damocles, los equipos económicos del Gobierno y de su antecesor intercambiaron una serie de apreciaciones comparativas sobre el nivel de endeudamiento contraído durante cada período.

La primera piedra fue arrojada por el primer responsable de la economía del período Cambiemos, Alfonso Prat Gay. «Demonizan a Macri porque `endeudó al país´, pero resulta que ellos ya aumentaron la deuda más que Macri. Y recién van por la mitad de su desgobierno!! #FanáticosDeLaMentira», twitteó

No es la primera vez que circula esta afirmación hecha por quien eliminó las restricciones a la compra de divisas asegurando que la medida no tendría impacto en los precios. En intervenciones televisivas y de la reciente campaña, referentes del espacio que ocuparon cargos de gobierno como María Eugenia Vidal hicieron tan temeraria afirmación.

Quizá porque esta vez fue hecha por alguien que se supone instruido en la materia y que ocupó un cargo de envergadura en el área, desde el mismo ministerio, pero ahora al mando de Martín Guzmán respondieron también a través de la red social del pajarito.

En un hilo de tweets, desde la cuenta oficial del Ministerio explicaron que por un lado la deuda generada en el marco de la pandemia es en pesos, mientras que la contraída durante el gobierno de Macri fue en dólares. También que producto de la recomposición de un mercado interno se generaron los recursos para afrontar esos vencimientos.

«Cuestionar el endeudamiento en pesos -con las restricciones antes mencionadas- es pedir un ajuste fiscal en medio de una doble crisis (la crisis de deuda y el coronavirus), lo que en la visión de la conducción económica actual sería recesivo y dañino para la actividad económica», afirma uno de los tweets.

Y recuerda que «fue entre diciembre de 2015 y diciembre de 2019, cuando la deuda externa (deuda pública denominada en moneda extranjera) creció en más de USD100.000 millones. Deuda que se tomó en dólares y sólo se puede pagar en dólares».

«El actual Gobierno no tomó dólares prestados. Por el contrario, en el año 2020 se realizaron dos operaciones de reestructuración de deuda externa que generaron para la República Argentina un ahorro de USD34.800 millones para el período 2020-2030», concluye.

Consultado por Canal Abierto, el economista del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP) Alejandro López Mieres explicó que «en 2020 y 2021, en un contexto de pandemia, no alcanzaba con el financiamiento del mercado y evidentemente hubo asistencia del Banco Central y adelantos transitorios al Gobierno y colocación de deuda neta. De hecho en Twitter, el Ministerio de Economía muestra la ventaja para el tesoro de haber constituido una curva en pesos que le ha permitido colocar deuda en el mercado en términos netos, dejando una ventaja de 746.000 millones».

«También es cierto que dentro de ese colectivo de deuda hay deuda en pesos, pero también tener deuda en pesos indexada con CER, que es atado a la inflación, y también se emitieron bonos dólar linked. Esto hay que entender también que es «no licuable en el tiempo porque obviamente va a ir corriendo ese capital contra inflación y contra tipo de cambio. Entonces dado el contexto aparece  la gran crítica de estos muchachos de Cambiemos a decir que este Gobierno se endeudó más que el anterior», agregó.

López Mieres resaltó que esta afirmación «es un gigantesco disparate, no solamente por esta especie de confusión entre pesos y dólares. Que ellos, en un arranque de deshonestidad intelectual, cuando tienen que medir los salarios lo miden a dólar blue o a dólar bolsa, para decir que los salarios medidos en término de dólares cayeron un montón, pero cuando tienen que medir el aumento de la deuda lo hacen a dólar oficial para incrementar los dólares en relación al peso«.

También advirtió el error de incluir la deuda del BCRA dentro del combo de la deuda pública. «Lo que no dicen ellos es que la deuda total que tiene el sector público también incluye esta deuda que el Banco Central tiene con el mercado con el tema de las Leliq. Pero en realidad no es con el mercado sino con los bancos a los cuales regula».

«Y no  se puede comparar una deuda que vos tenés en el mercado de la cual podés tener miles y miles de acreedores que pueden llegar a tocar el timbre, que tenerlo con los mismos bancos que vos estás regulando y por lo tanto estás regulando tasa de interés, estas regulando precios, estás regulando un montón de cosas con esa deuda. Lo que estos tipos terminan haciendo es sumar a la deuda pública, la deuda del central, cuando en realidad habría que netear para poder hacer un colectivo, eso está decididamente mal», evalúa.

López Mieres se refirió a la evolución del impacto de la deuda en los números macro, que es el análisis comparativo que considera que debería hacerse para hacer una evaluación seria del asunto.

Al respecto, resaltó que «a fin del 2019 la deuda bruta de medida en términos del PBI era del 89%. Ahora, con el crecimiento que hubo en el 2021 estamos hablando de un 82 %. La deuda externa de la administración central medida en función del PBI a fin del 2019 estaba en el 42,8%. Hoy está en el 34,6%, para ver la importancia de cómo fue bajando la incidencia de la deuda externa respecto a la economía argentina. Los intereses pagados a fin del 2019 eran del 4,2% del PBI, ahora es del 1,7%».

Y agregó: «La deuda en moneda extranjera a fin del 2019, cómo porcentaje del total era del 77,7% desde 73,9%. Así que sobre el total hubo una reducción en moneda extranjera y los intereses totales pagados bajaron a la mitad. Acá tiene mucha influencia el tema de la especificación de la deuda pero fundamentalmente el tema de cómo bajaron los intereses de la reestructuración con los privados del año pasado».

«Una de las cosas que están diciendo es que este Gobierno en estos 2 años se endeudó más que el gobierno anterior. Para hacer esta alquimia medio extraña están incluyendo esa deuda del Central, lo cual es conceptualmente incorrecto. En cálculos netos el gobierno macrista se endeudó por más de 166.000 millones de dólares. Lo que pasa es que la deuda obviamente no creció en esta magnitud, sino que hubo un ajuste de evaluación por todo lo que se licuó la deuda en pesos que fue prácticamente la mitad», expresó López Mieres.

Y advirtió que con esto, «la deuda en el gobierno macrista es cierto que aumentó en esos cuatro años 82.000 millones de dólares, un poco más de 20.000 millones por año en promedio. Pero en realidad eso fue por todo lo que se licuó, porque si no hubiera sido el doble en términos netos, te endeudaron por más de 40.000«.

Sobre la deuda del actual Gobierno, el especialista dijo que «esto es totalmente distinto, porque en definitiva lo que uno tiene es que hubo una suba durante 2020 de aproximadamente 23.000 millones de dólares. Estoy hablando ya del 2020, en medio de la pandemia, en lo que significó un gasto público muy importante fundamentalmente por el tema pandémico de lo cual, producto de la devaluación, se licuaron aproximadamente entre 10.000 y 11.000 millones, con lo cual vos  en términos cuantitativos en el 2020 aumentaste la deuda en 12.500 millones».

Y con respecto a este año, el número es aún menor. «Por lo menos hasta el tercer trimestre, que es el dato que tenemos, aumentó solamente 5.500 la deuda porque hubo un incremento de deuda que también se fue licuando con el ajuste de la devaluación», explicó López Mieres.

Y recordó que estas falacias no son nuevas en el universo cambiemita: «entre las PASO y la elección general del 2019 Mario Negri escribió una nota en Clarín ya abriendo el paraguas sobre las críticas de que había endeudamiento, Macri está diciendo que en realidad eso era mentira y que el aumento de la deuda se correspondía solamente a deuda vieja del kirchnerismo y a pagar el déficit fiscal».

López Mieres calificó a esa afirmación como «un absoluto disparate, no solamente por esta confusión sistemática que hacen respecto a pesos y a dólares, sino también porque no solamente tienen deudas por cuestiones de déficit fiscal, es ridículo endeudarse en dólares para pagar pesos a menos que tengas un arreglo monetario como el que ellos tenían en el contexto del acuerdo con el Fondo, que tenían que mantener reservas crecientes y base monetaria creciente, lo que era una especie de pseudo convertibilidad».

Pero no solamente Negri, Vidal y Prat Gay son afectos a estas prácticas. También se anota el último responsable de la economía durante el período, Hernán Lacunza. «En noviembre, cuando ellos ya habían perdido la elección hizo un librito que era una especie de documento sobre la política económica del macrismo y habla de cuál fue el destino de los 44.000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional. Ahí decía que en realidad se habían pagado 37.000 en dólares y el resto en pesos de toda deuda vieja. Eso también es un error porque ahí confunde capital con interés, también mete todo en el mismo paquete y pone como 6.000 o 7.000 millones de dólares de deuda que en realidad se pagó en pesos y que encima habían reperfilado», recordó.

«El resumen, no se puede comparar el endeudamiento macrista con el endeudamiento de estos dos años del gobierno del Frente de Todos, no solo porque en definitiva bajó la incidencia de la deuda en moneda extranjera sino también porque en términos cuantitativos fue mucho menor y esto me parece que es importante aclararlo», concluyó.

 

 

 

 

 

 

 

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico