Redacción Canal Abierto | Luego de una semana cargada de especulación por el desembolso de 1095 millones de dólares, Alberto Fernández anunció que el Gobierno llegó a un acuerdo con el FMI por la deuda contraída en la gestión macrista.

También destacó que el texto será elevado a Congreso de la Nación para su consideración. “Necesitamos que apoyen este convenio y apelo así al compromiso nacional de todos y todas”, aseguró Fernández.

A su vez explicó que “sin acuerdo, no teníamos un horizonte de futuro. Con éste, podemos ordenar el presente y construir un futuro. En comparación con otros anteriores que la Argentina firmó -y es bueno recordarlo-, este acuerdo no contempla restricciones que posterguen nuestro desarrollo”.

Dijo también: “Este entendimiento no restringe, no limita ni condiciona los derechos de nuestros jubilados que recuperamos en el año 2020. No nos obliga a una reforma laboral. Promueve nuestra inversión en obra pública. No nos impone llegar a un déficit cero. No impacta en los servicios públicos, no relega nuestro gasto social y respeta nuestros planes de inversión en ciencia y tecnología”.

Y finalizó: “Seguiremos la senda de ordenar las cuentas públicas sin condicionar nuestras políticas de justicia social”.

La letra chica

Luego del anuncio presidencial, el ministro de Economía y el Jede de Gabinete brindaron una conferencia de prensa explicando los detalles del acuerdo.

Martín Guzmán precisó que el compromiso que se firmará con el organismo será de facilidades extendidas y no un stand by, como el de 2018.

“No habrá ninguna reforma laboral ni privatización de empresas públicas ni afección a las jubilaciones, y no va a haber ningún salto cambiario. Plantemos tener el apoyo para refinanciar la deuda sin socavar las oportunidades de desarrollo de nuestra nación”, aseguró.

“Nunca estuvo en discusión que se buscaba un programa de facilidades extendidas para refinanciar los vencimientos del programa stand by al que arribó el gobierno anterior. El monto del financiamiento es equivalente a ese acuerdo, alrededor de 44 mil millones de dólares”, explicó el titular del Palacio de Hacienda.

Según precisó Guzmán, el marco general tiene cuatro bloques: el fiscal, el monetario, el de inflación y el de políticas de crecimiento; y tendrá una duración de dos años y medio. Además, resaltó que la propuesta no contempla políticas de ajuste fiscal. En este sentido, se buscará una reducción gradual del déficit fiscal. Se proyecta un déficit primario de 2,5 para 2022 del PBI; de 1,3 para 2023 y de 0,9 para 2024.

El ministro aseguró que Argentina fortalecerá la política fiscal “atacando los problemas de lavado de dinero y evasión” y señaló que “va a haber una reducción gradual pero decidida de la asistencia monetaria del Banco Central al Tesoro nacional”.

Sobre las metas de inflación y emisión monetaria, Guzmán aclaró que el Gobierno mantendrá  “el rol coordinador del Estado para generar las expectativas del mercado”.

El acuerdo permite “mejorar el perfil de financiamiento de las políticas públicas” y apuntará a “reducir la emisión monetaria”, destacó.

“El Gobierno seguirá la política de acumulación de reservas. Se plantea una meta de crecimiento de las reservas de 5 mil millones de dólares para 2022”.

Sobre el préstamo de 2018, sentenció: “El programa fue un profundo fracaso, algo que reconoció el propio FMI”.

“Ese dinero se utilizó para financiar la salida de capitales en la Argentina y pagar deuda que estaba en situación de insostenibilidad, dejó una situación con una carga de deuda aplastante para las posibilidades de desarrollo y en una condición de dependencia”, criticó Guzmán.

En esa línea, el jefe de Gabinete lamentó que “lo que hizo el gobierno del ex presidente Macri es una tragedia para la Argentina, endeudó irresponsablemente al país cercenándolo de propuestas y de un futuro mejor”.

“Argentina es un país profundamente federal y por eso siempre estuvimos en contacto permanente con los gobernadores y por eso esta decisión que ha tomado nuestro Gobierno va a contar con el acompañamiento de la totalidad de los gobernadores”, aventuró Manzur.

“Este acuerdo busca dar certezas, previsibilidad y sustentabilidad a las políticas públicas en el marco del crecimiento que ha venido experimentando la Argentina”, sintetizó.  

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico