Canal abierto Radio | La Cámara de Diputados comenzó a debatir la modificación de la Ley de Alquileres, sancionada en 2020 e implementada en 2022, que contará con la exposición de varios organismos y empresas vinculadas al mercado inmobiliario, siendo el plazo de los contratos y el sistema de actualización alguno de los puntos a discutir los próximos 30 días.

“Hay un mercado acostumbrado a que el Estado no se meta en las relaciones de alquiler”, remarcó Fernando Muñoz, titular de la Defensoría del Inquilino de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en comunicación con Canal Abierto Radio. También indicó que “la Ley tiene aplicación en el tema fundamental que el mercado cuestiona y que es el nudo de esta legislación: el plazo mínimo para alquilar en Argentina”.

Los tres años de alquiler derrumban los negocios que se construyeron alrededor de la locación de viviendas, esto es ‘muchas ventanillas que cobran y una sola es la que paga’. El inquilino le paga en distintas provincias del país a la inmobiliaria, paga sellado, paga seguros de caución a financieras y bancos porque muchas inmobiliarias piden esa garantía además del depósito y primer mes. Cuanto más cortos son los contratos más gana la otra parte y más caro se le hace el alquiler al inquilino. En cambio, cuanto más largo es el plazo del alquiler de vivienda más económico es el alquiler y eso es lo que está en disputa”, explicó.

En este sentido, Muñoz aseguró: “Si hubiera un acuerdo sobre esto no habría problema porque es una cuestión económica que pasa en Argentina porque el precio inicial del alquiler cuando firmas el contrato está liberado, no tiene techo”, además de que los precios fijados por el mercado “están dolarizados”, lo que hace más difícil aún el acceder a un alquiler.

A su vez, se refirió a la propuesta oficialista sobre los inmuebles ociosos: “Si el Estado no puede hacer cumplir la legislación vigente, dudo que pueda grabar la vivienda vacía sancionando a los especuladores que esperan a que suban los precios y tienen la vivienda vacía”.

Asimismo, repasó las reformas sobre esta legislación en la historia y el rol del mercado inmobiliario desde la llegada de Perón a su primer Gobierno cuando “suspendió los desalojos y congeló los precios”, la sancionada en el 83 con la vuelta de la democracia y Alfonsín al poder donde hubo “una retracción muy especulativa”, y la “nueva” Ley que se votó, luego de dos años cajoneada, en 2020 durante pandemia y con un decreto presidencial vigente. “Esta tuvo una reacción muy fuerte del mercado frente a un gobierno que así como duda en muchos temas se dio cuenta que se había metido en un barullo bárbaro”, dijo.

A pesar de lo sancionado, el defensor de inquilino confirmó que “hay un porcentaje de incumplimiento muy grande de parte de muchas inmobiliarias que hacen firmar contratos cortos que incluyen prórrogas con aumentos. Vemos mucha gente endeudada y desalojos. La reforma debe ser para mejorar la situación para los inquilinos, para que paguen menos”, manifestó.

Muñoz expondrá en el debate a partir del 12 de abril y anticipó que va a hacerlo en lineamiento con los proyectos presentados por la Diputada del FdT, Gisela Marzziota, y del Diputado del mismo partido, José Luís Gioja. Este último, agrega el grabado de vivienda vacía y que al momento de renovar no se pueda aumentar más de un 30% de alquiler, mientras Marzziota propuso la creación de una Cámara Nacional de Alquileres, un organismo que regule, controle y sancione a los que no cumplen la legislación.

Escuchá la nota completa:

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico