Redacción Canal Abierto | En la víspera de un nuevo aniversario de la primer gesta patria, hoy se desarrolló en todo el país la Jornada de Lucha convocada por la CTA Autónoma y que contó con la adhesión y participación de distintas organizaciones sociales, políticas y gremiales que bajo la consigna «Fuera el FMI de Argentina, que la deuda la paguen los que la fugaron».

Además del repudio al acuerdo con el organismo de crédito internacional, la marcha contó con pedidos que apuntan a que el costo de la crisis económica no recaiga sobre los sectores más vulnerados de la sociedad: salarios por encima de la inflación, control de precios en los alimentos y la implementación del ingreso básico universal.

Además de la central obrera, participaron de la convocatoria la Corriente Clasista y Combativa, Fetera, Pymes para el Desarrollo Nacional, Federación Nacional Campesina, Organizaciones Libres del Pueblo, Confederación Nacional de Jubilados Retirados, Pensionados y Adultos Mayores del País, MTL Caba, Causa Nacional, Movimiento No Matarás, el Frente Popular Darío Santillán, FIPCA, Grupo Bolívar, Corriente Nacional Martín Fierro, Unidad Popular, Proyecto Sur, Soberanxs, el Partido Comunista y el Partido Piquetero.

La jornada consistió en movilizaciones en ciudades de todo el país. En la Ciudad de Buenos Aires, la convocatoria se hizo en 9 de Julio y Avenida de Mayo, desde donde marcharon a Plaza de Mayo. A diferencia de otras movilizaciones, el eje no fue la Casa Rosada, sino el Cabildo. Desde el palco montado en el escenario del primer gobierno patrio, representantes de la distintas organizaciones convocantes plantearon sus posturas en relación al acuerdo don el FMI y la coyuntura económica actual.

Antes del acto, en diálogo con Canal Abierto, el secretario General de ATE Nacional Hugo “Cachorro” Godoy expresó que “el Fondo Monetario Internacional se tiene que ir de Argentina. No aceptamos las injerencias en las políticas públicas y es lamentable que el gobierno las acepte. No solamente es una afrenta simbólica la soberanía nacional, sino que es reforzar el esquema de políticas públicas que no resuelven el drama del hambre, de la pobreza, de la desocupación, de la reactivación del mercado interno de una justa distribución de la riqueza donde trabajadoras trabajadores pequeños y medianos empresarios de la ciudad y del campo podamos garantizar una vida digna para nuestro pueblo”.

“Por eso hoy exigimos la inmediata reapertura del Consejo del Salario Mínimo. Queremos que el gobierno establezca un salario universal para terminar con el hambre de 4 millones y medio de argentinos y argentinas que viven en la indigencia. También para lograr y garantizar que el aumento de las paritarias esté por encima de la inflación. Pero fundamentalmente para poner un control a la especulación del aumento indiscriminado de precios de un puñado de empresas transnacionales formadoras de precios”, agregó el también secretario General Adjunto de la CTA Autónoma Nacional.

“El presidente hoy anuncie que se flexibilizan y habilitan mayor salida de divisas de las empresas energéticas transnacionales y sin embargo no se ocupa de anunciar que va a poner dinero fresco en el bolsillo en los bolsillos exhaustos de la mayoría del pueblo argentino”, afirmó el referente de los estatales.

Su par bonaerense, Oscar “Colo” De Isasi, afirmó que “para nosotros es muy importante haber parado y haber movilizado. Hoy le estamos diciendo al Presidente de la Nación, con el respeto que se merece como tal, que cambie el rumbo en estos temas porque si consolida este camino vamos a pasar muchas más penurias las mayorías populares. Por eso nosotros decimos que el camino de salida a la crisis que generó el neoliberalismo y se profundizó en la pandemia, se debe basar en una propuesta basada en la soberanía, el trabajo digno y la producción sustentable”.

“Se debe convocar al movimiento de trabajadores y trabajadoras y a los sectores productivos que les interesa que le vaya bien a los argentinos para llevarla adelante. Todavía tiene tiempo el Presidente de la Nación, creemos que el voto del 27 de octubre del 2019 que fue por la reparación de derechos está plenamente vigente si el gobierno enfila la reparación de derechos con salarios dignos con empleo, con producción y alejado del Fondo Monetario Internacional”, agregó.

Por su parte, el director del Banco Nación y presidente de Unidad Popular Claudio Lozano, sostuvo que “del mismo modo en que el 25 de mayo de 1810 había que comenzar a sacarse a España de encima me parece que la tarea política principal que hay hoy en la Argentina es sacarnos de encima el crédito del Fondo Monetario Internacional y el cogobierno que pretenden instituir en nuestro país hasta el 2034. Si queremos construir un país con soberanía, justicia, desarrollo y mejorando las condiciones de vida de nuestro pueblo, esa es la tarea política principal”.

“Estamos haciendo esta marcha en el marco de la primera revisión trimestral del Fondo que es el primer control del Fondo sobre la política del país, una revisión este que nos indica que a pesar de que tenemos un 70% proyectado de inflación, las recomendaciones del Fondo son ajustar el tipo de cambio, aumentar las tarifas y aumentar las tasas de interés. Esto es seguir alimentando el proceso inflacionario que deteriora sistemáticamente las condiciones de vida de nuestro pueblo, que es el mecanismo de ajuste que el fondo está utilizando”.

Mariana Mandacovik, secretaria de Comunicación de la CTA Autónoma y secretaria General de Cispren señaló que “los trabajadores y trabajadoras de la comunicación estamos en un momento súper delicado. Las paritarias nos vienen tirando a nuestros salarios abajo con cifras en donde los mismos medios que dicen que la inflación va a superar el 70% a nosotros nos ofrecen miserias. Esto se da en todo el país, no solamente acá en Capital, sino también en todas las provincias del país, así que nuestro desafío es demostrar que como trabajadores y trabajadores de la comunicación tenemos la obligación de salir a luchar por nuestro salario”.

Y evaluó que “es más que bueno que nos manifestemos para decirle que no al Fondo Monetario Internacional, no a las políticas de ajuste que se vienen implementando por más que se diga que no hay ajuste, porque el ajuste lo sentimos los trabajadores y los trabajadores en el bolsillo y sobre todo la importancia de ganar la calle. Tenemos que volver a ganar la calle porque esta disputa no se hace de otra forma, sino demostrando la organización y la fuerza de la clase”.

Nené Aguirre, de la Corriente Clasista y Combativa, contó que “el gran drama que se vive en los barrios es la inflación porque nada alcanza. El salario que cobramos es de 19.500 pesos. Hay ayudas sociales, está la Asignación Universal y el bono por el que peleamos. Pero el problema es que un kilo de pan está 300 pesos, un kilo de carne está a 1000 pesos; empezaron las clases y muchos pibes no empezaron porque los padres no habían cobrado. Entonces tenés problemas para toda la vida cotidiana: comer, abrigarte, empezaron las enfermedades de los chicos, las enfermedades pulmonares porque llega el invierno y están ellos con mala nutrición. Así que la estamos pasando muy mal y con poco trabajo. Es verdad que algo se mueve en la economía, pero esos números grandes no llegan abajo”.

 

 

 

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico