Redacción Canal Abierto | Un conjunto de organizaciones sociales, gremiales y partidos políticos expresaron en un comunicado su preocupación por la demora en la sentencia de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Familia y de Minería de Bariloche en el juicio que busca garantizar el libre acceso a Lago Escondido, apropiado por el magnate inglés Joe Lewis. El fallo, que según los plazos procesales debiera haberse conocido a principios de junio, aún es una incógnita.

La causa judicial –caratulada “ODARDA, MARIA MAGDALENA Y OTROS C/ VIAL RIONEGRINA SOCIEDAD DEL ESTADO Y OTROS- MANDAMUS- S/ EJECUCION DE SENTENCIA – Expte N° D-3BA-524-C2012”– cuenta desde el año 2009 con distintas sentencias firmes del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro, el máximo órgano de justicia provincial, en las que se dispuso la apertura de distintas vías de acceso al Lago Escondido. A pesar de ello, hace 13 años que se demora su cumplimiento. 

También te puede interesar: Nuevo round por la liberación de Lago Escondido

Los jueces del Tribunal deben decidir sobre los insólitos planteos de Joe Lewis para no acatar la sentencia de 2013 del magistrado Carlos Cuellar, que determinó que el Ejecutivo de Río Negro debía garantizar el acceso libre a Lago Escondido en un plazo de 90 días por las distintas vías existentes: el “Camino de Tacuifí”, de acceso público que nace en la Ruta Nacional 40 y que garantiza el acceso seguro en pocos minutos, tanto a pie como en vehículo; y el sendero de montaña, pensado para personas físicamente preparadas dado que es transitable únicamente a pie y requiere entre 3 y 4 días de caminata.

La CTA Autónoma, la CTA de los Trabajadores, FIPCA (Fundación Interactiva para la Promoción de la Cultura del Agua) y otra organizaciones sociales y políticas exigen además a la Justicia el cumplimiento de las resoluciones 393 y 503 de la Inspección General de Justicia (IGJ) del 18 de abril y 5 de mayo pasados que dictan la nulidad de las sociedades anónimas de Joe Lewis (Hidden Lake S.A. y Grupo HL S.A.) por tratarse de simulaciones mediante las cuales se desarrolla una actividad ilícita dado el incumplimiento flagrante y doloso de las normas públicas de control societario.

Esta simulación societaria, cuestionada judicialmente, le permitió a Lewis adquirir 11 mil hectáreas de manera fraudulenta: a través de accionistas argentinos simularon una compra para luego cederle al magnate las tierras de frontera, algo prohibido tratándose de un extranjero (Decreto 15.385/44, ratificado por la ley 12.913.).

También te puede interesar: Denuncia penal contra Frigerio por no investigar la compra ilegal de tierras de Lewis

La resolución 393 de la IGJ señala en uno de sus párrafos sobre Hidden Lake S.A.: “Jamás actuó como verdadera sociedad. Su verdadero dueño es Joseph Charles Lewis, quien se valió de parientes junto con sociedades ficticias nacionales y extranjeras que éste controla absolutamente, para ocupar su propio y exclusivo interés, que no es otro que vivir en un lugar paradisíaco, rodeado de montañas y lagos, sin permitir, salvo sus selectos amigos e invitados, su acceso absolutamente a nadie, y sin brindar una vía de acceso para admirar esas bellezas naturales que caracterizan al sur de la República Argentina, cuyo goce no puede ser exclusivo privilegio de éste”.

“Hidden Lake S.A. resulta ser una pantalla jurídica que no tiene por finalidad el intercambio, la producción o prestación de bienes o servicios, sino que se la está utilizando para disfrazar un cuantioso patrimonio del Sr. Lewis en la Patagonia, a la vez que para evitar o cuanto menos frenar la aspiración de cualquier integrante de la sociedad argentina de poder acceder al singular y maravilloso espejo de agua que representa el Lago Escondido”, expresa la IGJ.

Estas organizaciones anunciaron una nueva Marcha por la Soberanía, la séptima, para comienzos de la primavera. Recordemos que las tres últimas se vieron envueltas en episodios de violencia. En el mes de febrero de 2022 cuando se llevaba a cabo la 6ta Marcha, un numeroso grupo de personas armadas que defendían la propiedad del magnate inglés interceptaron a los marchantes, los amenazaron de muerte y les impidieron el paso por el sendero de montaña.

Una situación similar ocurrió en la 5ta Marcha, cuando las mismas patotas de Lewis se ubicaron en el inicio del Camino de Tacuifí y bloquearon violentamente el paso a ciudadanos y militantes que se hicieron presentes en el lugar, causando heridos mediante pedradas y otros hechos violentos.

En febrero de 2019, en el marco de la 4ta Marcha, dos integrantes de FIPCA debieron recibir asistencia médica por un cuadro de hipotermia después de que una lancha tripulada por personal de Lewis diera vuelta el bote en el que estaban en medio del lago.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico