Redacción Canal Abierto | La Legislatura de Río Negro aprobó modificaciones a la Ley de Hidrocarburos, vigente desde 1999 y que protege la zona del Golfo San Matías de la contaminación por hidrocarburos. Los cambios introducidos habilitan a la construcción del oleoducto Vaca Muerta Sur, de YPF, y un puerto petrolero en Punta Colorada con el fin de exportar el petróleo que se extraiga de dicha reserva.

Ante el conocimiento de esta situación, asambleas y organizaciones movilizaron para reclamar que la legislatura no apruebe esas modificaciones, que ya habían sido votadas sobre tablas el 25 de agosto. Hoy se aprobó en una segunda lectura, según el procedimiento en esa provincia, con 40 votos a favor, 1 en contra y una abstención.

Sabiendo que el tema se trataría, quienes se oponen quisieron presenciar la sesión, pero les fue impedido entrar. Para que esto sea posible, debe habilitarse que la sesión sea secreta, para lo que es necesario que lo avale la totalidad del cuerpo. Además, la temática a tratar debe justificarlo. Nada de esto ocurrió hoy.

Ante la imposibilidad de ingresar al recinto, los manifestantes concentraron frente a la Legislatura hasta que apareció una movilización a favor de la modificación motorizada por la UOCRA, el Sindicato Unido Portuarios Argentinos, la Federación de Estibadores (Fepa) y el Sindicato de Trabajadores Portuarios (Sopsao), que terminó copando la plaza.

“Estábamos ahí tocando candombe, charlando, cantando algunas consignas y llegaron estas columnas con sus tambores y sus banderas, trajeron bengalas y en poco tiempo había mucho humo y empezaron a desplazarnos. Nosotros teníamos gente menor de edad. Entonces tratamos de hacer como una especie de cadena humana para separar a estas personas que venían de manera muy violenta a imponerse ahí en el medio de la calle”, relató a Canal Abierto Fabricio Di Giacomo, representando a la Multisectorial Golfo San Matías.

“Nos empezamos a correr un poquito porque nuestra intención nunca fue confrontar con nadie. Tuvimos que pedirle a la policía que interceda porque se quedaban parados mirando lo que sucedía y había menores. Por pedido nuestro hicieron un cordón para que nos quedemos uno de un lado y otros del otro, porque todos tenemos derecho a estar ahí. Finalmente lo hicieron y ahí nos mantuvimos un rato. En ese momento nos enteramos que la votación se había dado. Luego hicimos una asamblea popular en la plaza, de la que participaron desde estudiantes del secundario hasta gente muy grande”, agregó.

Las modificaciones fueron aprobadas con el voto positivo de diputados de todos los bloques, con excepción dos legisladores del Frente de Todos. Se trata del voto negativo de Pablo Barreno, que responde a la corriente de la familia Soria y de la abstención de María Inés Grandoso, militante de la agrupación Kolina.

Di Giacomo adelantó que desde los espacios que impulsaron la lucha en defensa del golfo harán presentaciones judiciales para dar marcha atrás esta modificación. “Ya estamos preparando los amparos correspondientes porque es inconstitucional modificar un derecho ambiental adquirido, confirmado por el acuerdo de Escazú. Pero por otro lado también seguiremos con la manifestación popular en los diferentes ámbitos”, concluyó el activista.

Foto: La Izquierda Diario

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico