Canal Abierto Radio | Comenzó el juicio ESMA VI que puso al ex policía federal Mario “Churrasco” Sandoval en el banquillo luego de ser extraditado desde Francia para juzgarlo por el secuestro, tortura y desaparición de Hernán Abriata en 1976. El joven militante de la Juventud Universitaria Peronista (JUP) fue llevado al centro clandestino de detención mencionado y aún permanece desaparecido.

“En la marina funcionaba gente de inteligencia del Ejército, prefectura y policía federal. Ahí concurrían estos sujetos para armar los operativos de secuestro, tortura y asesinatos en algunos casos, o desapariciones forzadas en otro”, explicó Carlos Loza, integrante de la Asociación Ex Detenidos Desaparecidos, resaltando la importancia de este juicio en comunicación con Canal Abierto Radio.

Y destacó: “En la declaración del abogado defensor de Sandoval y en la indagatoria ellos plantean que esto fue traído de los pelos después de muchos años, pero esto está denunciado desde la presentación de un Hábeas Corpus a menos de 48 horas de producido el hecho”.

Asimismo, añadió: “El lunes 1 de noviembre de 1976 el padre, madre y esposa de Abriata radican la denuncia y se refieren ya en ese momento a que a uno de los que había participado del ataque a la vivienda donde vivían sus padres -que luego se replicó en la casa de Hernán- se lo había identificado como inspector Sandoval y lo hizo también delante de su hermana y cuñada. Entonces todos esos testimonios constatan su participación en el hecho”.

Al mismo tiempo recordó que “el nombre de Sandoval aparece en un artículo de Nora Viera de Página 12 en 2008 porque es mencionado en un legajo del CONADEP y en la causa que se inició a menos de 48 horas que por supuesto el Juez de ese momento -de la dictadura- lo sobreseyó en diciembre de ese año provisoriamente con todo un argumento para la impunidad”.

Loza también contó que luego del secuestro de Hernán “una de las hermanas, Juliana, y la cuñada, Claudia, que iban al secundario y militaban en la UES, tuvieron que esconderse y exiliarse. Luego pudieron prestar declaración en la megacausa ESMA donde se trató el caso de Hernán Abriata y donde hubo 68 imputados de los cuales, cuando comenzó el proceso, quedaban 54 por muerte o incapacidad”.

En este sentido indicó: “Sandoval tiene 69 años y se declaró que tiene las enfermedades propias de esa edad por lo que visiblemente puede cumplir la condena con prisión efectiva que es lo que nosotros queremos y no que lo manden a domiciliaria o lo sobresean en la causa porque está probado esto en el juicio”.

Respecto al proceso, señaló: “Será corto porque por el caso de Hernán ya se hizo el juicio y hubo condena pero faltaba este represor. El Juez Torres había pedido que se lo juzgara por alrededor de 600 casos, pero los Tribunales de Francia decidieron que autorizaban sólo por la causa de Hernán porque salía mencionado Sandoval desde el 76”.

A su vez denunció: “La fragmentación que hacen (de los juicios) es para hacer pasar a los mismos testigos que siempre han declarado. Hay nuevos casos que están apareciendo y en vez de unificar los juicios se fragmentan. Es una de las características que se ha adoptado en Argentina para garantizar la impunidad”.

En cuanto al represor, Loza contó que “se negó a contestar preguntas de las querellas y solamente va a aceptar las preguntas que haga el Tribunal por lo que se pasó a un cuarto intermedio”. Asimismo, anticipó que luego declarará Mónica Birdman, esposa de Hernán, y Juliana Abriata, su hermana.

Escuchá la nota completa:

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico