Canal Abierto Radio | La semana inició con una pared de humo que envició el aire de la ciudad de Rosario debido a las quemas ilegales ligadas a la producción ganadera que se realizan en las islas del Delta del Paraná, territorio de humedales. Por la contaminación, la ciudadanía presentó afecciones respiratorias y se advirtieron consecuencias a largo plazo en la salud.

“Lo que vivimos en esta semana fue lo peor. Las mediciones entre lunes y martes de calidad del aire dieron cuenta de que estábamos respirando veneno directamente”, expresó Luz Ferradas, concejala de Rosario por Ciudad Futura, en comunicación con Canal Abierto Radio, asegurando que “fueron los días más terribles por estas estas quemas que se intensificaron en 2020 pero que vienen sucediendo hace muchos años”.

“Esta semana, particularmente acompañada por ciertas condiciones climáticas que hicieron que el viento traiga el humo a la ciudad, la verdad fue una situación muy angustiante y preocupante por los impactos que tiene en la salud pública en cuanto a las problemáticas respiratorias. Pero también es tan violento y terrible lo que esta sucediendo que estas partículas contaminantes entran en nuestro cuerpo y son tan pequeñas que incluso están en nuestro torrente sanguíneo afectando diferentes órganos, no sólo los respiratorios”, manifestó la legisladora.

Y remarcó: “Esto va a tener impacto a largo plazo en la salud de todos nosotres según ensayos medicinales de la ciudad; además de lo que supone quemar los humedales que también tendrá impacto en la salud ambiental y de todes nosotres, no sólo los rosarinos sino de todo el planeta”.

Ferradas refirió al trabajo que se viene haciendo desde el Concejo Deliberante de la ciudad: “Estuvimos aprobando algunas herramientas desde lo local particularmente relacionado al cuidado. Acabamos de votar un plan de contingencia municipal para que haya un monitoreo constante de la calidad del aire para que se active un protocolo coordinado entre Ambiente y Salud de la ciudad que dé recomendaciones como no circular por las calles, no hacer ejercicios físicos en espacios públicos y hasta se propuso suspender tareas administrativas y culturales los días que estemos respirando veneno”.

Asimismo, informó que “la municipalidad de Rosario forma parte de la querella en las dos causas que están en la Justicia Federal, una en un Tribunal de Paraná y otra en uno de Victoria; y nosotros como Concejo también participamos junto al Colectivo de Abogados Argentinos presentando hipótesis que a los ojos de los rosarinos son obvias pero que hay que probar ante la Justicia”.

 

En este sentido, finalizó subrayando que “es un problema que hace síntoma en Rosario pero que nos tiene que ocupar a todes porque el Delta del Paraná es el reservorio de agua dulce más importante que tenemos en el país. Los humedales cumplen una función ecosistémica de purificación del agua y es fundamental para el desarrollo de la vida. Nos tiene que importar a todes, más allá de dónde vivamos”.

Luz Ferradas

Escuchá la nota completa:

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico