Redacción Canal Abierto | Este jueves por la madrugada se produjo el incendio de la refinería New American Oil -NAO- del parque petroquímico de Plaza Huincul. Hasta el momento, autoridades de Neuquén informaron que se habría desatado por la explosión de un tanque de almacenamiento.

En esta línea también confirmaron la muerte de tres operarios. Los bomberos trabajaron por más de seis horas para apagar el fuego.

En diálogo con Canal Abierto, Martín Álvarez Mullally, del Observatorio Petrolero Sur (OPSUR), informó: “Lo que sabemos hasta ahora es que existieron dos explosiones alrededor de las cuatro de la mañana, y eso devino en un incendio. Esto comenzó a afectar parte de las instalaciones. Según lo comunicado se trataría del 90% de la fábrica, es decir que prácticamente ha quedado destruida”.

En este sentido, agregó: “Los empleados están trabajando con un régimen que es muy cuestionado dentro de los petroleros, que es el régimen nocturno. Y es justo en ese momento donde todos los camioneros estaban cargando combustible, por eso hay diez camiones incinerados, y algunos camioneros alcanzaron a sacar al resto”.

Te puede interesar: Derrame de petróleo: “Las poblaciones son zonas de sacrificio”

La existencia de esta refinería es de larga data y está ubicada en el tramo sur de Vaca Muerta. Por este motivo, Mullally señaló: “Tiene completa relación con Vaca Muerta porque es una de las refinerías que trabaja con el crudo que se extrae de allí”.

Y explicó: “Hay un descontrol en materia de fiscalización ambiental, que hace que muchas empresas estén operando a mayor capacidad o con la falta de mantenimiento adecuado. Si bien no está chequeado, esta empresa tuvo algunos cierres y clausuras por problemas ambientales”.

Al mismo tiempo, el referente de OPSUR expuso: “A muy pocos metros está una planta de tratamiento de residuos petroleros que también tuvo un incendio muy grande, que un tiempo posterior al incendio fue clausurada, la empresa se declaró en quiebra y quedó todo abandonado como un proceso de remediación del 30% del total. Con esto lo que intento explicar que toda la zona de Vaca Muerta tiene un nivel de control ambiental muy bajo. También, que el Estado no se hace responsable de perseguir a las empresas para que cumplan los análisis de impacto ambiental”.

Un problema de larga data

El Observatorio Petrolero Sur lleva adelante una investigación sobre los incidentes que se sucedieron en la zona desde que Vaca Muerta opera. La misma se centra en la etapa de extracción del proceso productivo de la industria.

La investigación está basada en información oficial de la Secretaría de Ambiente donde las empresas mismas cargan los datos de incidentes. “Eso quiere decir que quizás no sea la totalidad de incidentes los que se detallan ahí, pero aún así sacamos un promedio 5.6 incidentes ambientales diarios en la zona, que tienen que ver con derrames de crudo, fuga de gases, derrame de químicos”, explicó Mullally.

Asimismo, dijo: “Hoy tenemos tres obreros fallecidos en este incidente, que es el más grande desde que comenzó Vaca Muerta, pero tenemos que decir que desde 2017 en adelante, cuando se hicieron muchas reformas al convenio colectivo de trabajo y se legalizaron los esquemas más intensivos que utiliza la técnica del fracking en una etapa masiva, tenemos 14 obreros fallecidos. Esto es un número considerable y muy grave”.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico