Canal Abierto Radio | El Ministerio de Ciencia y Tecnología junto al Conicet, la Universidad Nacional Arturo Jauretche y el Hospital el Cruce, presentaron en Florencio Varela la puesta en marcha de la empresa de base tecnológica pública Cannabis Conicet, con el objetivo de desarrollar medicina basada en las propiedades de esta planta. La inauguración contó con la participación del equipo de coordinación de este nuevo proyecto y el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Daniel Filmus, quien hizo hincapié en  la “importancia de que el Estado apoye este tipo de iniciativas” para ampliar la democracia y el acceso “al derecho de la salud”.

El cannabis acompaña a la humanidad desde sus orígenes y lleva poco tiempo de prohibición -un siglo- que hizo que todo lo que se utilizaba en salud y a nivel industrial dejara de hacerse e investigarse. Yo trabajo con epilepsia y un día se me acercaron al hospital y me pidieron si los podía acompañar porque habían leído en medios o redes que para aquellos pacientes a los que la medicación no les respondía, estaban respondiendo al cannabis. Me puse a investigar, realicé un ensayo y me dí cuenta de que esa población de pacientes responde muy bien al cannabis”, contó Silvia Kocher, neuróloga y coordinadora de la empresa, en comunicación con Canal Abierto Radio.

Tras ponerse en contacto e indagar más sobre los tratamientos Kocher los encontró “muy interesantes” porque “tiene muy pocos efectos adversos, pacientes que no respondían a otras medicaciones a esta si lo hacen y no hay dosis letal de cannabis” cosas “que la posicionaron en un lugar interesante”.

 

“Desde el Conicet empecé a convocar a todos quienes estén interesados en investigar esto sabiendo que muchos conocimientos estarían por fuera de la academia”, indicó. Según la especialista, desde que asumió el Gobierno de Alberto Fernández “se apoyaron estas investigaciones y se creó la Red de Cannabis y sus Usos Medicinales (RACME) a nivel nacional con una participación masiva. La integramos más de 450 personas y empezamos a tener voz” para la promulgación, además, de “legislación que acompañe”.

“Los servicios que va a dar la empresa son los controles de calidad para el autocultivador pero también para las pymes, ONG, cooperativas y empresas. Otro servicio será la capacitación porque debido a la prohibición no se ve en las currículas de las carreras por lo que estamos con mucho éxito realizando una diplomatura en cannabis y otra superior destinada a investigadores”, aseguró señalando que “también se está trabajando con las semillas haciendo registros nacionales para conocer las genéticas”.

 

Este nuevo organismo, se dedicará también a la investigación de las propiedades del cáñamo, que según que “sirve para el biodiesel” por lo que “la empresa no solo se va a dedicar a lo medicinal, sino también al desarrollo de la industria”, indicó Kochen. Y afirmó: “Esto es soberanía. Estamos contentos y felices” porque “esta empresa que se acaba de crear es para abrir puertas”.

Escuchá la nota completa:

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico