Redacción Canal Abierto | El ex presidente de la Sociedad Rural Argentina y funcionario del gabinete del gobierno de Mauricio Macri Luis Miguel Etchevehere fue procesado ayer por administración fraudulenta en la causa iniciada por su hermana Dolores por el vaciamiento de El Diario de Paraná. Además del ex ministro de Agroindustria, la decisión alcanza también a sus hermanos Sebastián y Juan Diego, a su madre, Leonor Barbero Marcial y a los empresarios Walter Grenón y Germán Buffa.

La causa había sido iniciada en 2013, pero no había tenido mayores movimientos hasta ahora. Además, los Etchevehere tienen una sentencia firme en una causa presentada por algunos de los 80 ex trabajadores del matutino que fueron despedidos en 2018, al tiempo que el acusado revistaba en el gabinete nacional.

Consultado por Canal Abierto, Federico Malvasio, periodista de los sitios Página Política, Página Judicial y editor de la revista Cicatriz, uno de los despedidos de El Diario y miembro fundador del Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación (SETPyC) señaló que «la justicia de Entre Ríos se ha tomado todo el tiempo del mundo para avanzar en esta causa. Tengamos en cuenta que el procesamiento que se conoce ayer es de una causa que inició su hermana Dolores Etchevehere en 2013 y recién los imputan a los Etchevehere en el 2020, cuando vino Juan Grabois acá Entre Ríos con ella para el proyecto Artigas. Del 2013 al 2020 no pasó absolutamente nada bueno. Y ahora en el 2022 recién se procesaron a los imputados».

Malvasio señaló que “los trabajadores del diario también habíamos hecho una denuncia sobre vaciamiento porque el diario es de una empresa que tenía muchos inmuebles que fueron transfiriéndose a terceros de manera fraudulenta. Nuestra preocupación en este momento es que el juez de la causa nuestra le ha permitido a los Etchevehere hace dos semanas vender algunas propiedades inhibidas por la Justicia a precio vil. Entonces estamos viendo que ahora con aval del juez se podría estar llevando adelante un segundo vaciamiento”.

En tal sentido, advirtió: “Nosotros tenemos particular atención en este proceso judicial porque precisamente la Justicia tiene todos los bienes por los cuales estamos esperando que se ejecute la sentencia, que ya es firme. Tampoco se entiende por qué no se ejecuta la sentencia cuando todos los trabajadores ya hemos ganado el juicio y que la sentencia quedó firme, pero al día de hoy no hemos cobrado ni un solo peso”.

El periodista subraya que el procesamiento de ayer es una buena noticia también para la causa que ellos tienen, ya que “lo que hace es darnos la razón a nosotros que venimos denunciando el vaciamiento de la empresa hace mucho tiempo. Pero además esta sentencia advierte al juez que está en nuestra causa permitiéndole a los Etchevehere que vendan a precio vil los inmuebles que tienen inhibidos. Entonces esta sentencia, lo que hace es plantear la contradicción que implica que su colega acabe de procesarlos por administración fraudulenta mientras él les autoriza vender propiedades que deberían ser ejecutados para pagar la indemnización”.

“Las causas son separadas pero el procesamiento a los Etchevehere de ayer no hizo otra cosa más que explicitar lo que nosotros hace años venimos denunciando de toda esta familia: que son unos saqueadores y vaciadores de empresas. Y ya no somos nosotros quienes lo decimos públicamente sino que hay una decisión judicial de sospechas sobre lo que venimos diciendo”, concluye Malvasio.

 

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico