Redacción Canal Abierto | En el marco de una Jornada Nacional de Lucha, una nutrida columna de organizaciones concentró esta mañana en el Ministerio de Desarrollo Social para marchar hacia la sede del ministerio de Economía en reclamo de aumentos en los programas sociales, incrementos salariales para los trabajadores formales y bonos de fin de año. La marcha en rechazo al ajuste incluyó un cuestionamiento concreto al intento de desenganchar el Salario Social Complementario del Salario Mínimo, Vital y Móvil.

Convocaron la CTA Autónoma junto a la CCC, el Frente Popular Darío Santillán, FOL, OLP, Grupo Bolívar, Pymes para el Desarrollo Nacional, entre otros.

La multitud marchó por 9 de Julio y luego por Avenida de Mayo para llegar a Plaza de Mayo, frente a Economía. En un multitudinario acto se manifestaron las demandas para salir de la crisis económica: aumento de emergencia para todos los trabajadores y trabajadoras, activos y jubilados, formales e informales; Salario Universal; y la sanción de una ley definitiva que garantice el derecho a una moratoria previsional.

El discurso central del acto lo entonó el secretario General de la CTA-A y de ATE, Hugo “Cachorro” Godoy: “Es muy importante la unidad que estamos construyendo. Estamos aquí para decirle al ministro Massa y al presidente Alberto que cuando asumieron se comprometieron a empezar por los de abajo, por los que menos tienen y qué pasa hoy a tres años del inicio del gobierno, cuando se supone que es el mes en que el gobierno debe reconocer el esfuerzo de millones de argentinos que enfrentamos la pandemia, que luchamos contra el macrismo, que peleamos contra el hambre y en vez de eso, nos meten la mano en el bolsillo”.

“La realidad es que la guerra entre la OTAN y Rusia está produciendo un extraordinario aumento de del precio de los alimentos y la energía y que hay un puñado de empresas que se beneficia con ese aumento pero en vez de activar ese proyecto el gobierno sigue beneficiando a esas empresas, aumenta los precios de la nafta, de los alimentos y nos sumerge cada vez más en la pobreza y el hambre”, dijo Godoy.

“¿Para quienes gobiernan? La ministra le pide a la Justicia que levante secreto fiscal para investigar a 1.300 personas que perciben por su trabajo miserables 28.500 pesos, pero no mandan a investigar a las grandes empresas, mandan a investigar a los que menos tienen y como una provocación el 1 de diciembre. La ministra dice que hay que desenganchar el Salario Mínimo Vital y Móvil del salario complementario, y es para hacer más escasos esos 28.500 pesos. Venimos a decirle al Presidente y al ministro que queremos un aumento de emergencia ya para todos los trabajadores y las trabajadoras  en Argentina”, sintetizó el dirigente obrero.

Por su parte, Ramiro “Vasco” Berdesegar, de la CCC, dijo al tomar la palabra: “Hay que decir que nos avergüenzan los que trabajan para equipo ajeno y juegan para el equipo del norte. Y nos viene el recuerdo de Macri que vino a profundizar la pobreza, a acordar con el FMI, todos los días no hacen más que remarcar los precios. Nos preguntamos de qué color es la camiseta de algunos del Gobierno que ajustan a los que menos tienen, hacen auditorías a organizaciones sociales pero no a Vicentin y a las grandes empresas, levantan secreto fiscal pero no a las 100 familias que se fugaron los dólares del  FMI”.

Luego, Omar Giuliani, coordinador nacional de la FeNaT (Federación Nacional Territorial), dijo: “somos los primeros que defendemos la democracia, pero no hay democracia con hambre. No puede ser que llegue diciembre y no esté el bono. Que vengan a los barrios y sientan cómo se vive el hambre para después generar las políticas públicas que tienen que generar. Somos los que más queremos la paz social, pero no se puede con hambre, sin salud, sin vivienda, sin tierra, sin justicia social. Iremos a la calle hasta que se voltee el modelo del FMI”.

La secretaria de Previsión Social de la CTA-A, Olivia Ruiz, llevó las demandas de las y los jubilados: “pedimos que el bono de emergencia ingrese al haber jubilatorio y la Ley de moratoria. Acompañamos el reclamo de aumento de emergencia que eleve el salario del 70% que cobra la mínima, para garantizar no sólo la comida del 25 sino la de todos los días. Continuaremos la por un haber digno que nos merecemos después de tanto años de trabajo”.

José Cudina, de Pymes para el Desarrollo, agregó: “la Argentina no es pobre, pobre es una gran mayoría que padece políticas mal aplicadas. En el mundo hay una guerra por recursos que Argentina tiene pero mal distribuidos. El dólar soja lo terminamos pagando nosotros cuando vamos a comprar el alimento. Son medidas que hablan del rumbo, queremos un país más justo, con salarios altos y plena ocupación”.

 

Fotos: @dicoluciano

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico