Redacción Canal Abierto | En el marco de la gira por Latinoamérica que realiza el editor en jefe de WikiLeaks, Kristin Hrafnsson, se llevó a cabo un conversatorio junto a la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (Fatpren) y la Federación Internacional de Periodistas en la sede de Sipreba.

Allí, Hrafnsson no sólo reiteró el pedido por la libertad del Julián Assange, sino que también alertó sobre la creciente criminalización del periodismo generada en los últimos tiempos. “Es la amenaza más grande a la libertad de prensa de los últimos tiempos. Esto por supuesto va más allá de los intereses de un solo individuo, esta es una batalla por los valores fundamentales del periodismo que nos dan el poder para decir que somos un elemento importante en el proceso democrático”, remarcó.

La directora de la Oficina de Latinoamérica de la Federación Internacional de Periodistas (FIP), Paula Cejas, coincidió con Hrafnsson y señaló su preocupación por el impacto de la detención de Assange en la libertad de los medios de comunicación, en la libertad del ejercicio de la profesión y en el derecho de todos los periodistas de ejercer su labor en el mundo.

En esta línea, Cejas expresó: “Su extradición supone una amenaza contra la libertad de expresión, contra la libertad de prensa y contra el acceso a la información. El caso de Julian sienta el peligroso precedente de que los gobiernos pueden perseguir a periodistas en cualquier parte del mundo por publicar información de interés público. Su extradición dejará en claro que los periodistas no están a salvo toda vez que se ejerza un periodismo de interés público. Es un escarmiento a todas y todos los periodistas del mundo”.

Assange fue informado el viernes 17 de junio de este año que el gobierno británico anunció la firma para su extradición a los Estados Unidos.

Al respecto, el editor en jefe de WikiLeaks destacó: “Nuestra misión en esta región es trasmitir este mensaje importante: el tiempo se está acabando para Julian Assange en su proceso legal en Londres. Está luchando contra la extradición allí, hasta el momento ha fallado y está solicitando una apelación. No tenemos ninguna garantía de que la corte suprema de Londres le conceda esta apelación. Estamos seguros de que no se la concederán y eso tampoco nos sorprende. He observado el proceso legal en el Reino Unido y ha sido todo menos justo. Ha habido giros y vueltas y en cada momento han fallado en contra de Julian. He perdido toda fe en que ese proceso sea justo para él”.

Esta gira que tiene como objetivo conseguir el mayor apoyo político y periodístico en la región, ya pasó por Colombia y Brasil. Durante su paso por Argentina, la comisión mantuvo reuniones con el presidente Alberto Fernández, y la vicepresidenta Cristina Fernández.

“Me emocionó mucho la solidaridad de Gustavo Petro y Lula Da Silva. En todos estos casos recibimos muchísimo apoyo y su compromiso de que van a apoyar la causa”, comentó Hrafnsson.

Además informó que la campaña busca enviarle una señal al presidente de Estados Unidos, Joe Biden: “Buscamos instar al Gobierno de Biden a que defienda sus principios, a que se comporte en función de lo que dice: defender la libertad de prensa y de expresión en todo el mundo”.

Y añadió: “Estamos hablando de una nación que va por el mundo predicando sobre su libertad de prensa, ellos aseguran que tienen la mejor protección periodística con su primera enmienda. Es verdad, la primera enmienda es un buen ejemplo de herramienta de protección y debería ser copiada por otros países, pero si no acatas estos principios ni los de la libertad de prensa universalmente, no tienes donde pararte para educar a otros”.

Por su parte, Carla Gaudensi, titular de FATPREN y secretaria general adjunta de Sipreba, comparó el caso de Assange -por difundir información fundamental de interés público-, la articulación en los medios de comunicación y la Justicia con lo sucedido en Argentina con los escandalosos chats entre funcionarios, jueces y empresarios, y el reciente fallo contra Cristina Fernández.

“Esta amenaza que se da contra Julian Assange y que también se da en nuestro país, es para que no se garantice el derecho a la información y en destrucción de las democracias. Por eso es vital que estemos todos y todas acá, por eso es vital que haya una democratización de la pauta oficial en nuestro país, es vital que no sean los medios concentrados de comunicación los que reciban del Estado un financiamiento para que sólo se enriquezcan y no se garantice a las audiencias el derecho a estar informadas”, sostuvo.

Fotos: FATPREN+TÉLAM

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico