Redacción Canal Abierto | El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, hizo uso de la herramienta constitucional conocida como “muerte cruzada”, un mecanismo por el cual se disuelve la Asamblea Nacional y adelantan las elecciones generales en el país. La decisión ocurre a tan sólo un día de iniciado un proceso de juicio político en su contra por graves denuncias de corrupción

Por lo pronto, el Parlamento amaneció rodeado de militares y policías que impidieron el ingreso de los legisladores. Los altos mandos de las Fuerzas Armadas se pronunciaron a favor de la medida presidencial.

Ante el anuncio, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) publicó en Twitter que convocará a un consejo ampliado extraordinario para analizar la situación actual y posibles medidas: Al no contar con los votos necesarios para salvarse de su inminente destitución Lasso da un cobarde autogolpe de Estado con ayuda de Policía y FFAA, sin apoyo ciudadano, convirtiendose en una inminente dictadura

El mandatario se había presentado este martes ante la Asamblea Nacional para defenderse de las acusaciones por supuesto peculado, en el inicio de un juicio político en su contra, el segundo desde que llegó al poder, en mayo de 2021. Lasso acusó al ógano legislativo de querer desestabilizar al Gobierno, la democracia y el Estado y dijo que gobernará seis meses por decreto para dar una respuesta a la crisis política que tiene entrampado al Ecuador.

La Constitución establece que en un plazo máximo de siete días después de la publicación del decreto de disolución en el Registro Oficial, el órgano electoral convocará a elecciones legislativas y presidenciales para completar el actual mandato de cuatro años.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico