Redacción Canal Abierto | El 25 de mayo pasado, docentes y trabajadores de la salud salteños que reclamaban mejoras salariales y realizaban un corte de ruta en el ingreso a la ciudad de Salta fueron reprimidos por la policía local. 19 docentes fueron detenidos y varios heridos por la represión sobre la ruta 9.

“La raíz de este conflicto es que los salarios de los docentes están por debajo del valor de la canasta básica total, que el Indec estima en 203.000 pesos. Acá estamos en 130.000 pesos y 177.000 pesos aquellas maestras que tienen la quinta hora que propuso Nación”, explica en diálogo con Canal Abierto, Carlos Murga, profesor de Educación Física en el nivel primario y docente de un instituto de formación.

Este lunes se inicia la cuarta semana de un paro que venía teniendo adhesión alta pero parcial –osciló entre el 70% y el 40% a lo largo de las semanas– pero que hoy es total tras la violenta represión del jueves. En horas del mediodía, la marcha de la comunidad educativa, los docentes y el personal de salud por las calles de la capital andina era multitudinaria.

“A partir de esta situación salarial, se hizo un petitorio, se lo presentó y el gobierno no atendió el reclamo. Continuó dilatando, proponiendo algunos encuentros con fechas posteriores a las que ya estaban estipuladas. Como tenemos docentes del interior de la provincia que están acampando, se comenzó a ejercer presión cortando intermitentemente algunas rutas ante lo cual el gobierno, en lugar de abrir un canal de diálogo, directamente mandó a la policía a reprimir”, explica Murga desde la movilización.

Los trabajadores y trabajadoras fueron reprimidos en dos ocasiones, en días sucesivos, pero la represión del 25 de mayo, con espíritu patrio, culminó con el arresto e imputación de 19 docentes que pasaron la noche detenidos y fueron llevados esposados a la audiencia de imputación de cargos.

“Obviamente, el nivel de violencia ejercido género que toda la ciudadanía salteña se levante y hoy estamos en una marcha que es interminable. Las escuelas están cerradas y desde el mismo Ministerio de Educación se están manifestando pidiendo que el gobierno abra canales de diálogo para superar este conflicto”, explica el docente.

El conflicto viene siendo sostenido por los docentes autoconvocados. “Los gremios no están respondiendo, son funcionales al gobierno. Directamente van, se sientan y firman lo que el gobierno les propone. No son representativos de la clase trabajadora”, sostiene.

“El gobierno tiene que abrir canales de diálogo, tiene que sentarse con el sector autoconvocado que está organizado, tiene un delegado por cada uno de los departamentos y contamos también con un asesor técnico. Se presentó un pliego de peticiones del cual no dieron lugar absolutamente a ningún punto. Tienen que abrir el canal de diálogo porque sino se seguirán endureciendo las medidas de fuerza, se va a volver a cortar las rutas y va a volver a generarse la reacción del Gobierno con la policía. El riesgo es que vayan aumentando los niveles de violencia y represión. El pueblo está muy enojado”, reflexiona el profesor.

El ministro de Economía provincial, el contador Roberto Dib Ashur, el viernes pasado comunicó en conferencia de prensa que iba aplicar los descuentos por los días de paro con lo que, si no hay una solución política acordada, muchos docentes no van a cobrar absolutamente nada.

El pliego de peticiones de los docentes autoconvocados de la provincia de Salta solicita:

  • que se acorten los tramos de antigüedad, que no haga falta acreditar tantos años de servicio para poder ir incrementando el monto del salari
  • que el salario del docente que recién se inicia sea igual al valor de la canasta básica total.
  • que se aplique directamente la cláusula gatillo para el cálculo de los incrementos salariales para no tener que sentarse a negociar porcentajes todos los meses.
  • el docente que tiene dos cargos, el primer cargo se paga al 100% y el segundo cargo se paga al 70%. Solicitan que los dos cargos, o todas las horas cátedras que tiene el docente, se paguen de igual manera.

 

El gobernador Gustavo Sáenz fue reelecto recientemente con un buen porcentaje de votos, ¿cómo explicás esta situación?

-El gobernador ganó con un 47% de los votos con una participación del 70% del padrón electoral, por lo tanto ese número de 47% baja a un tercio de todos los salteños. Entonces, esta lectura que él hace, a mí no me parece correcta, dos tercios de los salteños no lo votaron. Por otro lado, él fue en ocho listas colectoras; en la Capital perdió y, en el interior, los intendentes arrastraron votos para él, porque él género frentes electorales en donde su cara estaba en ocho listas distintas.

Foto principal: Leandro Herrera

Repudios

Como consecuencia de la represión en Salta, gran parte del arco político se pronunció en repudio de lo ocurrido. Desde el Instrumento Electoral por la Unidad Popular (UP) Salta, a través de un comunicado firmado por su referente local, Daniel Escotorin, y nacional, Claudio Lozano, pusieron el acento en que los reclamos por mejoras salariales por parte de los y las docentes y trabajadores de la Salud vienen desde antes de las elecciones, “y Sáenz los ignoró”.

“En apenas tres días consecutivos y posteriores a su triunfo, (el gobernador Gustavo Sáenz) mostró nuevamente el rostro de su verdadero modelo: a las peticiones sociales le responde con su silencio, con la justicia que el poder manipula y con la represión policial”, aseguran.

Y agregan: “El mismo Sáenz que se monta a las versiones de su potencial candidatura presidencial por su alianza con Sergio Massa, debió esconderse en la guarnición militar para conmemorar el 25 de Mayo. Es la continuidad de un modelo que hunde a la mitad de nuestra niñez en la pobreza, se desentiende de las muertes por desnutrición en el norte provincial y apela otra vez a instrumentos legales diseñados por el mismo gobierno para acallar la protesta social”.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico