Redacción Canal Abierto | El comisario mayor de la policía bonaerense Francisco Centurión fue detenido hoy en el marco de la causa que investiga el asesinato de Lautaro Morello y la desaparición de su amigo Lucas Escalanteocurridos en Quilmes en diciembre del año pasado.

La detención de Centurión no fue pacífica. El sospechoso se resistió con armas de fuego, situación que resultó en una herida en su tobillo producto de un balazo recibido por parte de uno de los oficiales de la División Homicidios de la Policía Federal a cargo del arresto.

El detenido es padre y tío de Cristian y Maximiliano Centurión, también detenidos en la causa como sospechosos de ser los responsables de la suerte de los jóvenes. También lo están el exjefe de la seccional de Bosques, comisario Sergio Enrique Argañaraz, por el encubrimiento del caso, ya que los investigadores establecieron que este jefe policial se negó el 10 de diciembre de 2022 a recibirle la denuncia por averiguación de paradero a la madre de Lucas, quien en ese momento era buscado junto a Lautaro y por falso testimonio el policía Ramiro Yair Forchinito.

Los jóvenes fueron vistos con vida por última vez el viernes 9 de diciembre en la localidad de Bosques, partido de Florencio Varela, cuando salieron a festejar el triunfo de la Selección Argentina ante Países Bajos por las semifinales del Mundial de Qatar a bordo de un auto BMW que al día siguiente apareció incendiado.

El jueves siguiente, el cuerpo de Morello fue encontrado a la vera de la autopista en construcción Buen Ayre, en Guernica, recostado boca abajo, «semicalcinado y en avanzado estado de descomposición» y, según la autopsia, la muerte se produjo por «asfixia mecánica».

De acuerdo con la investigación, el último destino en el que quedó acreditado que estuvieron los dos amigos, en base a la declaración de testigos y por el análisis de cámaras de seguridad, fue la casaquinta del comisario mayor Centurión, en Bosques, escenario en el que hoy se produjo su detención.

El arresto  de los primos Centurión se ordenó tras el análisis de cámaras de seguridad y de antenas de telefonía celular, ya que en una grabación de una estación de servicio de Florencio Varela se ve a Cristian en la madrugada del 10 de diciembre cargando nafta en un bidón blanco que, se sospecha, pudo haber sido empleado para incinerar el auto de Lucas y el cadáver de Lautaro.

A partir de mensajes de whattsapp de Escalant , se estableció la hipótesis según la cual los dos imputados detenidos por el caso le ofrecieron a las víctimas vales de nafta gratuitos como método para atraerlas. Otros audios comprometen a los primos con un presunto negocio ilegal con los vales de nafta para que se abastezcan los patrulleros.

Tras su denteción, el ministerio de Seguridad bonaerense ordenó el apartamiento del mayor Centurión, quien quedó imputado por los delitos de sustracción de caudales públicos en concurso real con privación ilegal de la libertad agravada por haber durado más de un mes y por ser cometida con violencia.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico