Redacción Canal Abierto | Maximiliano Pullaro será el próximo gobernador de Santa Fe, el primero de identidad radical desde 1983. Así lo determinó el electorado de esa provincia al elegir con el 58,40% de los votos la fórmula de Unidos para Cambiar Santa Fe que integraba junto a Gisela Scaglia. A pesar de sacar una diferencia significativo de su seguidor inmediato, la escudería identificada con Juntos por el Cambio a nivel nacional perdió cerca de 9 puntos respecto al resultado obtenido en las PASO de julio.

El oficialista Juntos Avancemos se hizo con el 30,86% con la fórmula integrada por Marcelo Lewandowski y Silvina Frana. Si bien significó un leve repunte de lo obtenido por la sumatoria de las tres listas que compitieron en las primarias, no alcanzó para retener la gobernación.

Tras la arrolladora performance llevada adelante en las PASO presidenciales por La Libertad Avanza, el desempeño de la fórmula de Viva La Libertad integrada por Edelvino Bodoira y Nora Sanchez apenas llegó a contar el 6,84% de los votos. También sumó votos respecto de las primarias, pero confirma la hipóteis de que el votante de Milei se inclina por el econmista pero no por candidatos que defienden las mismas ideas.

Detrás del 4,72% de votos en blanco, se ubicó el Frente de izquierda y los Trabajadores. La fórmula integrada por Carla Deiana y Mauricio Acosta obtuvo el 4,26% de los votosLa participación ascendió al 68,29% frente al 62,77% de las PASO.

En el centro de campaña, el ganador se mostró junto a la plana mayor de Juntos por el Cambio al momento de hablar. Alli estaban Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau. Interrumpido por la Marcha Radical entonada por la militancia convocada, el futuro gobernador dijo que “sabemos de las angustias y dolores de los santafesinos, pero también de los sueños de la provincia de Santa Fe, que va a salir adelante con el esfuerzo de todos y cada uno de nosotros”.

Tras la alocución de Pullaro, se sumó a la comitiva la candidata presidencial Patricia Bullrich, quien en la interna previa a las primarias había apostado por la periodista Carolina Losada cuya campaña incluyó acusaciones a su contrincante de vínculos con el narcotráfico.

“Es el momento de destruir al kirchnerismo para que no vuelva más una ideología que ha generado un mal terrible en nuestro país”, amenazó Bullrich, la única figura política de relevancia que nunca condenó el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y uno de sus colaboradores más cercano, Gerardo Milman, está sspechado de tener conocimiento previo del atentado.

En la sede del oficialista Juntos Avancemos, el candidato a gobernador Marcelo Lewandowki reconoció la derrota y planteó que “los santafesinos y santafesinas decidieron ponernos en el lugar de opositores. Asumiremos ese rol de estar a cargo de esa oposición y de reestructurar y cambiar todo lo que haya que cambiar”.

En la esfera legislativa, la tendencia se mantuvo. Pero la presencia de más listas, modificó los porcentajes. Así, Unidos para Cambiar Santa Fe quedó primero pero con el 33,05% de los votos para la lista que encabezaba Clara García. El actual gobernador, Omar Peroti se ubicó segundo al frente de la lista de Juntos Avancemos, que contabilizó el 27,87 de los votos.

Luego siguieron Amalia Granata (Unite) con el 19,92,%; Carlos Del Frade (Frente Amplio por la Soberanía) con 7,62%; Juan Argarañaz (Viva La Libertad) con 7,43% y Ruben Giustiniani (Igualdad y Participación) con 4,10%.

Rosario volvió a ser el escenario de una sorpresa. El batacazo del espacio Ciudad Futura en la interna de Juntos Avancemos estuvo a punto de repetirse en la general. Juan Monteverde disputó voto a voto la intendencia de la ciudad con el actual titular del ejecutivo, el radical Pablo Javkin, quien logró retener el cargo con el 51,74% de los votos sobre el 48,26% de su adversario.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico