Redacción Canal Abierto | El pasado lunes los trabajadores del Estado organizados en ATE Río Negro convocaron a una reunión plenaria para dirimir posiciones encontradas en relación al anuncio que hicieran el gobernador Alberto Weretilneck y el presidente Macri: la creación de una quinta central nuclear financiada por capitales chinos (ver nota).

Rodolfo Kempf es trabajador de la Comisión de Energía Atómica y uno de los impulsores de una visión propositiva de los trabajadores en los distintos organismos del Estado vinculados con la Energía.

En esta entrevista, Kempf advierte que no están contra la producción de energía nuclear, aunque sí bajo la modalidad “llave en mano”. ¿Qué significa? Que rechazan la sustitución de tecnología nacional por otra foránea. En este caso, china.

Entre otras cosas, porque desde 2010 existe un proyecto de tecnología soberana, denominada CAREM, que todavía no ha sido aplicada. ¿Por qué elige el gobierno de Macri comprar afuera en vez de apostar al desarrollo de producción local? En la parálisis de la usina y mina carbonífera de Río Turbio podría encontrarse una respuesta.

Kempf aborda también el endeudamiento en 7 mil millones de dólares, la posición geopolítica que pasará a adoptar China y la resistencia de las organizaciones ambientales y de vecinos en relación a la energía nuclear. ¿Es posible el desarrollo de energía como bien social, sin dañar el ambiente?

La entrevista completa