Redacción Canal Abierto | El 18 de septiembre de 2006 Jorge Julio López desaparecía por segunda vez, justamente el día en que iba a presenciar la jornada de alegatos en la causa contra Miguel Etchecolatz.

Al día siguiente el represor sería condenado a prisión perpetua por el Tribunal Oral Federal N° 1 de La Plata. En aquella jornada, y por primera vez en la historia argentina, el dictamen se refería a “delitos de lesa humanidad cometidos en el marco de un genocidio”.

A mas de 11 años y sin un solo procesado ni imputados, avanza en el Congreso de la Nación un proyecto presentado por la ex diputada Myriam Bregman -abogada de López en la causa contra el genocida- para que se abran los archivos del Estado vinculados a su desaparición.

El martes pasado, en la reunión de la Comisión de Derechos Humanos, Diputados de la oposición consideraron oportuno tomar conocimiento del contenido de estos archivos. Por el contrario, desde Cambiemos hicieron todo lo posible para impedirlo con el pretexto de que algunas consideraciones del proyecto “chocan con la Ley de Acceso a la Información Pública”.

Todavía resta que el proyecto sea evaluado en la Comisión de Peticiones, Poderes y Reglamentos de Diputados, para así luego ser tratado en el recinto.

Nuestros temas