Redacción Canal Abierto | Esta mañana, las organizaciones del Triunvirato de San Cayetano -Barrios de Pie, Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep)- marcharon hasta sedes de la ANSeS en todo el país e instalaron ollas populares en las puertas del organismo para reclamar por un bono de fin de año para  jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, que recientemente el Gobierno juzgó innecesario.

“Iniciamos hoy un proceso de movilización en rechazo a ese tipo de reformas, que aparecen muy silenciadas. Hay mucho desconocimiento en la sociedad pero es muy nítido que se la agarran con el eslabón más débil, los niños y los viejos, y eso genera un enorme rechazo que hoy está siendo acolchonado por la escasa difusión del escándalo que es esta medida, que les quita el bono de fin de año y les baja la ecuación de movilidad jubilatoria con más de 100 mil millones de pesos que se le quitan de los bolsillos. Es una medida que denota un grado de insensibilidad enorme”, sostuvo Daniel Menéndez, dirigente de Barrios de Pie.

Su organización impulsa una campaña de juntada de firmas bajo la consigna “Con los abuelos no” contra la reforma previsional, y se movilizará cuando se le dé tratamiento en el Congreso.

Por su parte, el dirigente de la Ctep, Esteban “Gringo” Castro, sostuvo que la reforma previsional “va a ser un punto central de lucha”. “El sindicalismo y los movimientos sociales vamos a pelear para que no les saquen la plata a los pibes y a los jubilados, que son los sectores más vulnerables”, agregó.

Por su parte, Menéndez aseguró que, con estas medidas “hay gente que no va a poder comprar ni un pan dulce para las fiestas”.

en octubre

Nuestros temas