Redacción Canal Abierto | A las 8 de la mañana del lunes 19 de febrero, desde la carpa que hace dos años los vecinos tienen instalada en la plaza principal de la localidad sanjuanina de Jáchal como reclamo contra la megaminería, partió la “Bicicleteada en defensa de los Glaciares”, una iniciativa que recorrerá los 1400 kilómetros que los separan de la Plaza Congreso. El objetivo: concientizar a la población argentina de la importancia de defender la Ley de Glaciares, sancionada en 2010, que el oficialismo pugna por modificar.

“Este gobierno necesita hacer cuatro cosas urgentes como parte de su estrategia: la reforma laboral, la reforma previsional, modificar el régimen de las obras sociales, y la Ley de Glaciares”, sostiene Silvina de los Santos, vecina de la localidad afectada por la megaminería y miembro de la Asamblea Jáchal No Se Toca, impulsora de la bicicleteada.

La reforma que impulsa el Ejecutivo –y para la que intentará sumar el apoyo de los gobernadores- consiste en reformular la ley aprobada en 2010 tras una larga lucha colectiva, para facilitar la explotación minera en zonas donde actualmente se encuentra restringida. Y responder así a un reclamo de las empresas multinacionales que explotan la minería en el país.

El punto neurálgico del proyecto oficial consiste en modificar las dimensiones de las formaciones de hielo que se encuentra protegidos por la Ley. En detalle, aquellos glaciares que tengan menos de una hectárea de tamaño, no sean considerados como tales. En lugares como San Juan, de terreno árido, los glaciares suelen ser menores a esa extensión. “No tenemos glaciares gigantes, los de esta región no son como el Perito Moreno. Son pequeños glaciares que forman un sistema y cada uno es tan importante como el otro”, explica De los Santos.

Jáchal es una de las localidades más afectadas por la megaminería por la cercanía con Veladero, explotada por la canadiense Barrick Gold que ha reconocido tres derrames –aunque la Asamblea ha denunciado doce- y ha sido multada sólo por uno, en 2015. La reforma permitiría a mineras como la Barrick aumentar la zona glacial y periglacial donde estaría permitido dinamitar para extraer oro y cobre.

“Con esta reforma, así no se produjesen derrames, el impacto se produciría igual: destruyen cordones montañosos enteros –destaca De los Santos-. Eso impacta sobre los animales, las plantas y hasta en el mismo terreno por el curso del deshielo que forma los ríos y la filtración a los ríos subterráneos. Y todo lo que nace en la Cordillera termina en el mar, por eso es importante que la gente tome conciencia, no sólo los que viven en la zona cordillerana. Cuando se trata de proteger, uno entiende que si vas a modificar es para proteger más. Están haciendo todo lo contrario”.

Los ciclistas llegarán al Congreso el 27 de febrero y el en trayecto tocarán distintas ciudades, donde sumarán apoyo y nuevos integrantes. Llevarán consigo un manifiesto y un pedido al presidente Mauricio Macri, solicitando una audiencia.

Sumando apoyos

Bajo la consigna #LaLeyDeGlaciaresNoSeToca, desde la Asamblea Jáchal no se Toca recogen adhesiones en la su página de Facebook.

Cantantes, artistas, activistas de todo tipo; organizaciones sociales y políticas ya están manifestado su apoyo.

en octubre

Nuestros temas